Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

TRIBUNALES

Audiencia de Cantabria celebra la próxima semana 6 juicios por abusos sexuales

Tres de los supuestos abusos se habría producido en el ámbito familiar

Palacio de Justicia

Palacio de Justicia / Archivo

La Audiencia de Cantabria celebra la próxima semana un total de siete juicios contra otros tantos acusados de haber cometido delitos de abusos sexuales, tres de los cuales producidos en el ámbito familiar.

El primero de los juicios se celebrará el lunes (11.30 horas), en la Sección Primera, contra un hombre acusado de realizar tocamientos a su sobrina, desde que ella tenía cinco años hasta los ocho, cuando ésta acudía al domicilio de su abuela, que también era el del acusado.

El ministerio público califica los hechos como un delito continuado de abusos sexuales a menores, con las circunstancias atenuantes de reparación del daño –ha abonado 3.000 euros- y confesión tardía –ha reconocido los hechos-, y solicita una condena de dos años de prisión, prohibición de comunicación y acercamiento a la menor durante doce años e imposición de una medida de libertad vigilada de otros cinco años.

El miércoles, a las 9:30 horas, tendrá lugar el juicio contra un taxista acusado de abusar sexualmente de una mujer a la que debía llevar a casa.

Según la fiscalía, una amiga de la mujer decidió llamar a un taxi para que la llevara a su casa porque se encontraba “bastante mareada”. Durante el trayecto, el procesado “con idea de satisfacer sus deseos sexuales y aprovechándose del estado de somnolencia de la mujer derivado del cuantioso consumo de alcohol previo, comenzó a tocarle la rodilla y fue subiendo la mano hasta llegar a la zona genital, que comenzó a frotar”.

Cuando ya se acercaba a su destino, el taxista se desvió y paró su vehículo junto a unas pistas deportivas, pasó al asiento trasero y, “volviéndose a aprovechar del estado de semiinconsciencia” de la mujer, “le soltó el cinturón de seguridad, la dio la vuelta, le bajó el pantalón y la braga, se colocó detrás de ella, la penetró vaginalmente”.

El ministerio fiscal considera los hechos un delito de abuso sexual merecedor de una condena de siete años de prisión.

También el miércoles, se juzgará a un hombre acusado de agredir sexualmente a una mujer cuando ambos se encontraban en la vivienda de ella.

Ambos se conocían porque pertenecían a una asociación y habían quedado para charlar en casa de ella. En un primer momento, “mantuvieron un juego erótico de tocamientos mutuos, consentidos por ambas partes, que abandonaron voluntariamente, porque el varón volvió a cenar a su domicilio”.

Sin embargo, “reiteraron un intercambio de mensajes telefónicos y él se desplazó nuevamente” a casa de la mujer, “en principio con la intención consensuada de ver una película”.

Cuando ambos se encontraban en el dormitorio viendo algo en el ordenador, él “intentó ejecutar tocamientos sexuales a la joven, que esta rechazó contundentemente, manifestándole con claridad su negativa a mantener ningún tipo de contacto sexual”.

A continuación, “ella se adormeció por el cansancio y lo avanzado de la hora, y el acusado, que previamente se había desnudado y se encontraba muy próximo, le tocó la vagina y le exhibió su miembro viril, obligándola a que se lo introdujera por dos ocasiones en su boca.

Posteriormente la penetró “a pesar de las constantes súplicas de la víctima indicándole que parase y que ella no quería la realización del acto”.

Los hechos constituyen, a juicio de la fiscalía, un delito de agresión sexual merecedor de una condena de seis años de prisión.

El jueves, se juzgará a un hombre acusado de abusar de su hijastra, desde que ella tenía quince años hasta que cumplió la mayoría de edad.

El acusaso era el padrastro de la menor y su custodio legal y “consiguió que le masturbara, diciéndole que era “algo normal que las hijas hacían a sus padres”, y “le ofrecía a cambio diversas recompensas, como salir con sus amigas o dejarle el uso del teléfono móvil”.

“Consiguió incluso que le realizara felaciones, se dejara hacer sexo oral y llevaba a cabo también tocamientos en las partes íntimas de la menor”, explica la fiscalía.

Junto a ello, “en bastantes ocasiones el procesado le daba a beber alcohol para aligerar sus defensas y conseguir que se durmiera, aprovechando dicha circunstancia para realizar sus intenciones sexuales sin oposición de la menor”. El ministerio público pide once años de prisión para el acusado.

Y, el viernes se juzgará al acusado de abusar de su nieta de tres años. Aprovechando que algunas veces se quedaba a cargo de la niña en el domicilio en el que convivían, “en al menos tres ocasiones manoseó los genitales y ano de la niña, llegando en una de dichas veces a desnudarse y restregar el pene contra las nalgas y genitales de la menor”.

La fiscalía le considera merecedor de una condena de seis años de prisión.

Además, se juzgará a un hombre acusado de agredir sexualmente a su pareja. Estando ambos en el domicilio familiar, el procesado propuso mantener relaciones sexuales a la mujer, a lo que ésta indicó que no, “que la dejara en paz porque estaba viendo la película”.

Sin embargo, “el denunciado continuó tonteando, intentando quitarle la bata que llevaba puesta y, al negarse de nuevo a mantener relaciones sexuales, el acusado le agarró fuertemente por los tobillos y la arrastró hacia él, momento en el que, al ver el comportamiento brusco, mantuvo relaciones sexuales completas”.

La fiscalía considera los hechos un delito de agresión sexual, con la agravante de parentesco, por el que pide nueve años de prisión y prohibición de acercarse y comunicar con ella durante diez años.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?