Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

FÚTBOL

Misterios sin resolver en la Cultural

En el ecuador de la primera vuelta, el equipo leonés sigue en un tobogán de sensaciones y resultados mientras varios de los pesos pesados buscan aún su espacio. Se teme la visita al colista

Alberto Solís busca su mejor versión como culturalista

Alberto Solís busca su mejor versión como culturalista / CYD Leonesa

Este es uno de los momentos duros que intuía Ramón González cuando a principios de la temporada hablaba del proceso en la remozada Cultural que, tras nueve jornadas, continúa buscando su identidad. Más allá de los resultados, irregulares, la imagen ofrecida el sábado en A Malata ha dejado una profunda preocupación en todos los sectores del club, técnicos, jugadores, directivos y aficionados. Pocos se esperaban un retroceso de ese calado y el empate no lo disfraza. Hubo derrotas de las que se sacó una mejor moraleja. Y con la visita al colista como telón de fondo, hay "expedientes X" que urge resolver antes de que la bola se haga más grande.

La Cultural vive rodeada de misterios desde que perdió su condición de equipo de liga profesional. No encuentra el camino adecuado dentro de una planificación que seguirá siendo discutida salvo que el panorama dé un cambio radical. En este tiempo mantiene una máxima: su dificultad para dejar la portería a cero. Actualmente es uno de los 3 conjuntos de toda la 1RFEF que no lo ha logrado todavía, pero la sangría viene de más atrás. Desde hace dos años, solo en tres de los veintiséis partidos fuera de casa blindó su marco. Este año, además, se ha convertido en la peor defensa del grupo, aunque sus altos registros goleadores atenúan el impacto.

El gran déficit de la Cultural encierra asuntos de calado individual que afectan a varios de los fichajes más importantes, jaleados por el entorno. El ejemplo más claro es Dani Sotres, un portero contrastado en la categoría que está lejos de su verdadero nivel. En cinco partidos ha cometido cinco graves errores que inciden en un dudoso estado anímico que no corrigió ni el paso por el banquillo. Tras ascender a Segunda con el Burgos, Galder Cerrajería aparecía como el líder necesario para una demarcación, el centro del campo, que vuelve a sembrar dudas, pero el baracaldés no ha congeniado con su técnico. Ha sido tres veces titular y en tres encuentros ni siquiera pisó el césped. Es un habitual del banquillo como en los últimos choques Ander Vitoria, delantero de referencia que solo ha marcado en un partido. El último ejemplo, Alberto Solís, un fijo para Ramón que, sin embargo, no encuentra la manera de que el sevillano brille.

La resiliencia del equipo a pesar de su actual desconcierto futbolístico le mantiene en la tabla sin demadiados agobios, casi a la misma distancia de los puestos de play-off de ascenso que del descenso, pero las alarmas están a punto de saltar. Lo remediaría una victoria en el feudo del colista, un CD Tudelano que todavía no ha ganado, circunstancia que pone al culturalismo en alerta entre el pesimismo y la esperanza de que lo de A Malata sea un mal día. Hasta nueva orden, la Cultural vivirá su particular deja vú. Fue visible en el estadio ferrolano: en el campo, Ramón desesperado por dar con la tecla; en el palco, Felipe Llamazares, mirando al suelo; en la tribuna de prensa, José Manuel Aira tomando notas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?