Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

¡Para llevarse las manos a la cabeza!

El Mallorca empata un partido loco que empezó ganando en el que el VAR anuló un gol al Sevilla en el minuto 95

Antonio Sánchez celebra un gol

Antonio Sánchez celebra un gol / RCD Mallorca Twitter

No era un partido de final de campeonato, no se jugaba el Mallorca el descenso, ni el Sevilla la Champions, pero tuvo esa tensión y ese aroma. Los guiones escritos siguen estando lejos de la realidad, que los supera con creces. Otra vez con un infarto en el último suspiro.

Imposible no empezar por el final, cuando el partido iba 1-1, en el minuto 95 el Mallorca recibió la maldición otra vez del gol del último suspiro. Con suspense hasta el final, cuando el Sevilla se veía ganador en Son Moix. Jaime Latre se acercó al VAR Y anuló el tanto por presunta mano de Fernando en el control previo al pase a O Campos. Luis García en el suelo mirando al cielo, no se lo podía creerse llevó las manos a la cara, se quitó la chaqueta y la tiró contra el banquillo, todo eso quedó en nada, quedó en un momento que realmente no sirve porque el VAR invalidó esos 3 minutos de vida en Son Moix.

Un Mallorca valiente que salió sin especular ante un equipo que casi duerme líder hoy, como viene haciendo, con los mismos hombres de Mestalla pero con el cambio obligado del sancionado Kang por Amath. Sin ocasiones claras por parte de ninguno, un par de centros sin rematador de las botas de Suso inquietaban al Mallorca. Fue en el ecuador del primer acto cuando Antonio Sánchez empujó una pelota que se paseó por el área del sevilla y que le hizo debutar como goleador en Primera División. Un minuto antes, en el 21, bonito aplauso a Raíllo para su pronta recuperación. 1-0 y minuto bonitos para Raíllo y para Antonio Sánchez.

Con ese marcador se llegó al descanso y con ese marcador se reanudó la segunda mitad en un partido en el que Lopetegui movió rápido el banquillo. Lejos de reaccionar el Sevilla vivió sus peores momentos en la reanudación del choque. pudo marcar Ángel en el 46, tres minutos después la estrelló en el palo. El Mallorca perdonaba la "casi" sentencia. Diez minutos tardó el Sevilla en mover el Banquillo con un triple cambio y fue justo después cuando llegó la reacción visitante. Rafa Mir la estrelló en la madera que defendía Reina. En el 70 la volvió a tener Rafa Mir. Fue el preámbulo del golazo de Lamela, que condujo con algo de espacio desde el pico del área y se sacó un latigazo con comba teledirigido a la escuadra de Reina, que hizo lo mismo que las 15.000 personas que llegaron a Son Moix, seguir con la cabeza ese balón hasta la red. Como el que mira una estrella fugaz...1-1.

El partido avanzó hasta los minutos finales, hasta el final de infarto, el final ya está sabido. Otra vez susto de los grandes, otra vez encajar sobre la bocina, otra vez desesperación final...

Pero en el fútbol de ahora hay VAR. El mismo VAR que anuló el gol de O Campos en en 95 por mano previa de Fernando y dejó con oxígeno a un Mallorca que se lo había gastado corriendo y luchando el partido. 1-1. De locos. De Primera División. Para echarse las manos a la cabeza.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?