Hoy por HoyHoy por Hoy

Sociedad

España vacía

Comienza la campaña de la matanza del cerdo, una tradición que agoniza

Los jóvenes se olvidan de ser "matachín" y las familias adquieren ya el animal muerto de las carnicerías

En Laciana las familias aprovechan las bajas temperaturas para realizar la matanza / R.B.

Ponferrada

La nieve de la semana pasada y las heladas han abierto la campaña de la matanza domiciliaria, una tradición en la que por primera vez las muestran de carne tendrán que ser sometidas a un test de digestión artificial, un sistema más preciso para detectar la presencia de larvas en el animal que el utilizado hasta el momento, que podía dejar escapar algunos casos de una especie de triquina muy poco habitual pero que está apareciendo en Europa y de la que se han detectado dos casos en España, en Cataluña y en Aragón. Con estos análisis, se evitan determinadas enfermedades transmisibles de los cerdos, principalmente la triquinelosis humana.

Más de una treintena de veterinarios controlarán la campaña en la que Sanidad ha adquirido 25 equipos, con un precio estimado de unos 2.000 euros, para poder realizar estas pruebas que se distribuirán en todas las capitales de provincia y en el Bierzo. La cifra se fijará en función de las demandas de cada provincia.

El despiece y la elaboración de embutidos requiere de trabajo y de la participación de varios miembros de la familia / Radio Bierzo

Bajan los termómetros durante la noche pero la temperatura está recuperando en estos días niveles que mantienen todavía con vida a las moscas, un riesgo para la carne que hay que tener muy en cuenta en esta tradición venida a menos.

Comienza la campaña de la matanza del cerdo, unta tradición que agoniza

00:33

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://sandbox.prisaradio.arcpublishing.com/pf/embed/audio/350/1636625531_367527/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Tanto es así que encontrar a un  matarife o “matachín”, que es como se le llama a la persona que se encarga de matar el cerdo en Laciana es complicado. En las casas las familias han dejado de dedicarse a la cría y han cambiado el ritual por algo tan fácil como comprar el animal muerto en las carnicerías.

El año pasado el número de matanzas en la provincia de León decayeron en un 27% con relación al 2019, un dato que dejó el número de sacrificios en 2020 en los 2.7991.

La avanzada edad de los habitantes de los pueblos ha dejado atrás el recuerdo de la gran fiesta que se vivía con arraigo en todas las casas en el día de la matanza, un día de encuentro entre familias y vecinos que se ha quedado en una actividad familiar para alimentarse a lo largo del invierno, una tradición que agoniza.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad