Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

SESIÓN DE CONTROL SESIÓN DE CONTROL Sigue en directo la sesión de control al Gobierno en el Congreso
Sanidad pública

Que a nadie le duela nada

Irene Contreras. Periodista. Colaboradora del programa Hoy por Hoy Córdoba. Radio Córdoba Cadena SER

Irene Contreras. Periodista. Colaboradora del programa Hoy por Hoy Córdoba. Radio Córdoba Cadena SER / Cadena SER

En mi centro de salud no me dan cita hasta dentro de 15 días. Qué suerte no encontrarme mal ni tener dolores más allá de los reconocibles. Como la Junta acaba de despedir a unos 700 sanitarios en Córdoba y no tiene pinta de que vaya a dar marcha atrás, mi deseo para estas Navidades va a ser que a nadie le duela nada. No vaya a ser que en su centro de salud no solo no haya cita durante los próximos 15 días, sino que tampoco sepan decirle cuándo la volverá a haber. Siempre nos quedará Urgencias, dirán los optimistas. Claro que a mí siempre me enseñaron que las Urgencias son para los accidentes de tráfico, los infartos de miocardio y los cólicos a media noche. Para todo lo demás, mejor que te vea tu médica de siempre, por eso de la cercanía de la Atención Primaria, el seguimiento de tu historial médico y en definitiva los derechos fundamentales de la ciudadanía.

El otro día quise darme de baja en el seguro privado que pagaba para acceder a las prestaciones que nunca me ha dado el SAS. Cosas de ricos, ya sabéis: dentista, ginecología, salud mental, una cita con especialistas en un plazo lógico. El que me cogió el teléfono me dijo que me lo pensara bien, porque tal y como estaba la Sanidad Pública en Andalucía, lo mismo me moría esperando que me atendieran si algún día me pasaba algo. Me dieron ganas de contestarle que esa realidad tan indignante era precisamente la que le daba a él de comer, pero qué culpa tiene el pobre que me coge el teléfono de que nos hayamos acostumbrado a que sea así. Parece que ahora, por si eso fuera poco, nos estamos acostumbrando también a encontrar cerrada la puerta del ambulatorio y vamos camino de normalizar lo injustificable. Cuando estéis en la sala de espera, haciendo cola en Urgencias con los accidentes, los cólicos y los infartos, dedicad ese rato a pensar en quién se beneficia de esta situación. Cuando un servicio público se deteriora siempre hay alguien detrás haciendo negocio con nuestra miseria, y un facilitador necesario que lo promueve.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?