Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Unizar

Así va tomando forma la renovada Facultad de Filosofía y Letras

Visita a las obras de este histórico edificio del Campus de San Francisco de la Universidad de Zaragoza, que abrirá sus puertas en el curso 2022 - 2023

Las obras de la nueva Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza continúan a buen ritmo y se inaugurarán en el curso 2022-2023. Se están invirtiendo 24,3 millones de euros a través del contrato programa entre el Gobierno de Aragón y la institución académica.

Durante el presente ejercicio 2021 se han destinado más de 10 millones y en 2022 están previstos 9,3 millones más, año en el que también se contemplan tres millones más para infraestructuras universitarias: Facultad de Medicina, clínicas de veterinaria y retomar el proyecto del CEQMA en el campus del Actur. En los próximos cuatro años la inversión será de 12 millones anuales.

Proyecto sostenible

Las obras de la nueva Facultad de Filosofía y Letras se inscrien en un proyecto complejo, que comprende tres grandes intervenciones: por un lado, la rehabilitación del edificio de Filosofía y Letras, que data de los años 30 y está catalogado como histórico; por otro, la demolición de Filología y su sustitución por un inmueble de nueva construcción eficiente energética y medioambientalmente y, por último, la urbanización del entorno.

Los dos edificios interconectados albergarán los estudios de Filosofía y Letras. En esos espacios se desarrollarán 10 titulaciones de grado, 11 másteres y 2 estudios propios, estudiarán 2.500 alumnos de grado y 150 alumnos de máster, impartirán docencia e investigarán más de 260 profesores, 61 becarios y más de 60 personas de administración y servicios.

Mínimo consumo energético

Una de las señas del edificio es la apuesta por el consumo energético casi nulo y por la optimización de recursos naturales, con instalaciones de aprovechamiento geotérmico para atemperar la entrada del aire para una ventilación eficaz en el actual y nuevo contexto sanitario.

En concreto, consiste en hacer pasar un caudal de aire del exterior a través de unos tubos enterrados en los que el aire de entrada intercambia calor con el terreno antes de introducirlo en el edificio.

A partir de dos metros de profundidad la temperatura del terreno empieza a ser muy estable a lo largo del año. Se trata de atemperar el aire de entrada enfriándose en verano y calentándose en invierno de forma natural.

Los atrios centrales que dan vida al edificio están coronados por cubiertas con acristalamiento removible en función de las características climatológicas refrescando o calentando el ambiente según las necesidades.

En el edificio de Borobio y Beltrán, las carpinterías exteriores y un vidrio de extraordinarias prestaciones proporcionan unos destacados valores de sostenibilidad térmica. La producción de frío y calor se realiza con un sistema muy eficiente, y la instalación de paneles fotovoltaicos permitirán generar 60.000 kilovatio / hora de energía limpia y ahorros superiores a los 10.000 euros anuales en la factura eléctrica.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?