Martes, 18 de Enero de 2022

Otras localidades

Fútbol

0-1. Otro penalti condena a un Ibiza errático y sin pólvora

La Ponferradina fue mejor y sólo sufrió en el último cuarto de hora

Herrera se lamenta de una ocasión perdida

Herrera se lamenta de una ocasión perdida / La Liga SmartBank

Los aficionados de la UD Ibiza se han quedado con las ganas de poder cantar un gol de su equipo en este mes de noviembre en Can Misses.  No pudo ser ante el Tenerife, tampoco ante el Almería y más de lo mismo con la Ponferradina de rival en un choque con claro color visitante la mayor parte del encuentro. Sólo en un arranque de casta en el tramo final del partido, los celestes han puesto cerco a la portería de Amir y han tenido un par de ocasiones clara. Poco, muy poco para doblegar a un conjunto que ha justificado su  posición privilegiada en la tabla. Los de Bolo son junto con líder Almería que han estado en puestos de ascenso directo o de jugar los playoffs. 

La temporada en la Liga SmartBank es una noria constante con altos y bajos, pero las frías estadísticas dicen que en los cinco últimos partidos, el Ibiza solo ha perforado el marco contrario en una ocación, el gol de Miki Villar en el Reale Arena. Houston, tenemos un problema.

La UD ha jugado una primera parte muy floja, con las línea separadas, con errores y más errores en las entregas, sin un solo desborde invidual y así es imposible  desequilibrar a un equipo con las ideas muy claras y sabiendo explotar al máximo sus virtudes.  Juan Carlos Carcedo sigue apostando por cambiar los centrales cada jornada, este domingo Gálvez y Rubén han sido los titulares, pero sólo ha introducido una variante más en el once inicial con Ekain  de enganche.

Desde el pitido inicial ha tomado la iniciativa la Ponfe, con dos extremos bien abiertos, Ojeda y Naranjo que eran una amenza constante, con el despligue de Morán en la zona ancha y con el juego entre líneas de Medina, los visitantes dejaban claro que no habían venido a Can Misses a encerrarse.  Forzando saques de esquina, con centros al área que no tenían un rematador claro, pero con la pelota merodeando el área de Germán.  Enfrente, el Ibiza no tenía antítodo a este juego.  No encontraba a Manu Molina, no podía hacer posesiones largas, porque cada pase era al contrario. Herrera era una isla en ataque, Cifu y Ekain corrían sin rumbo,  Bogusz una máquina de perder balones y tampoco había noticias de los jugadores de la zona ancha.

Así discurría el partido  sin grandes sobresaltos, con la Ponferradina mejor plantada, cuando Germán alejó el balón de su área, pilló a la defensa celeste  mal colocada y el caos lo aprovechó la Ponfe para filtrar desde la medular un pase a Naranjo, no estuvo atento al cruce Gálvez, se dejó ganar la espalda Grima y el portero ibicenco culminó el despropósito arrollando al interior visitante. Pena máxima con alguna duda de si había sido dentro o fuera, que el VAR certificó como penalti y que el propio Naranjo se encargó de convertir en gol. Era el minuto 32 y la sensación de que se iba a hacer muy cuesta arriba remontar el marcador por lo que se estaba viendo en el césped.

El Ibiza llegó al descanso sin probar una sola vez si los guantes del portero iraní Amir eran de calidad. Tampoco el dominio visitante se tradujo en ocasiones claras, pero el equipo de Bolo supo aprovechar un error en cadena.

Carcedo no es amigo de introducir cambios tras el descanso, así que la segunda parte arrancó igual, con un Ibiza plano, incapaz de trenzar una jugada y la Ponferradina dando más sensación de peligro.  Viendo el panorama, el técnico local hizo las dos primeras variantes con la entrada de Castel y de Miki Villar por Ekian y Cifu que pasaron de puntillas por el encuentro. Poco o nada se notó en el encuentro, aunque al menos Villar intentaba algún desborde por fuera.

La Ponferradina seguía sin sobresalto alguno y pudo matar el partido en un par de contras muy claras en las que solo falló con el estoque. Aspiau con todo a su favor bando la pelota por encima del larguero y poco después tampoco atinaba Medina. En la otra portería tardaron en llegar las ocasiones, Villar desperdició una clara en el minuto 69 mandando el balón fuera y poco después lo intentaba Bogusz, pero las que antes entraban por la escuadra ahora se van fuera. El futbolista polaco está muy lejos del nivel que exhibió en el primer tramo de la temporada y no es el único que parece haber bajado de revoluciones. Tampoco Molina anda fino en la medular y los delanteros, juegue quien juegue, no aparecen, aunque tienen pocas ocasiones para lucirse, porque no reciben balones en condiciones.

El técnico ibicenco introdujo en el campo a Davo y Nono y en el último cuarto de hora si fue de forma decidida al Ibiza a por el gol ante un rival que por primera vez en el encuentro cedía terreno y se encerraba en su campo.  Empujaba la UD , sobre todo con Villar por el costado derecho, y empezaron a llover centros laterales al área de Amir, mientras que la Ponferradina lo fiaba todo a alguna contra que pudiera cazar Yuri que acababa de entrar en el campo.  

Apretó en ese tramo final el Ibiza, pero todo su caudal ofensivo fue un remate de Castel bloqueado por la defensa tras una buena acción de Villar, de lo poco salvable del equipo ibicenco en los minutos que estuvo en el campo.  Tuvo también la última la Ponferradina, con un disparo alto de Morán.

No hubo tiempo para más. Segunda derrota seguida en casa de la UD, que tiene que pensar ya en el partido copero, pero sobre todo tiene que encontrar el camino del gol. Sin goles no hay paraíso.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?