Hora 14 Málaga

Política

Miño

El Concello de Miño sacará a subasta un terreno con 20 viviendas unifamiliares en Costa Miño

También se subastará un terreno cuyo uso será para una gasolinera

Costa Miño / Concello de Miño

La urbanización Costa Miño se empezó a gestar hace unos veinte años como proyecto de viviendas para vacaciones con campo de golf y playa. La accidentada tramitación, los conflictos con la expropiación y el posterior estallido de la burbuja inmobiliaria la marcaron con un lastre que veinte años después aún arrastra en el imaginario de quien no la conoce: lugar abandonado, estructuras sin acabar, zona deshabitada y aislada...

Nada más lejos de la realidad. A día de hoy Costa Miño se ha convertido en el noveno núcleo de población de Miño (tras las ocho parroquias) que es el segundo en población, con viviendas habitadas por parejas jóvenes con niñas y niños que han elegido la zona para vivir todo el año y una gran demanda tanto de viviendas como de terrenos.

La crisis de 2008 que dio el golpe final a la empresa constructora de la urbanización y la posterior bajada de los precios tuvo sin embargo una vertiente positiva para la urbanización, al poner al alcance de muchas familias lo que fue pensado para residencia vacacional, y acabó por darle la vuelta al perfil de Costa Miño. La zona es ahora objeto de deseo tanto para familias que buscan un lugar céntrico y bien comunicado para vivir, en un pueblo lleno de oportunidades, con una infraestructura verde que crece cada día con nuevas sendas y lugares públicos para el ocio y el paseo y que ofrece servicios (colegios, escuela infantil, centro día...) además de comercio y hostelería, como para inversores que valoran el potencial de Miño.

Por otro lado, la entrada en concurso de acreedores de Martinsa-Fadesa dejó una enorme deuda para el Concello de Miño que éste tendrá que pagar al menos hasta 2043. Si en 2019 el gobierno local inició un plan para acabar con todos los conflictos generados por todo este asunto pactando con los expropiados para pagar toda la deuda por sus tierras, haciendo un plan de pagos condicionado a la obtención de créditos del Ministerio de Hacienda y renegociando todos los créditos formalizados para ello, llega la hora de vender varias de las parcelas que han pasado a ser propiedad municipal tras la resolución favorable e intentar recuperar para el pueblo al menos una pequeña parte de la deuda.

Así, el Concello sacará a subasta en pocas semanas un terreno de unos 7.800 m2 con las estructuras de 20 viviendas unifamiliares pareadas en la rúa A Fraga, una de las arterias principales de la urbanización, por un precio de salida mínimo de unos 440.000 €, con la idea de que se rematen y salgan al mercado lo antes posible para responder a la alta demanda de vivienda en la zona. De ser así, es de esperar que no tarden mucho en ser vendidas y habitadas.

Además, también se subastará un terreno situado al borde de la CP-4802 con una superficie de 1.200 m2 y precio de tasación de 50.000 €, y cuyo uso será para una gasolinera.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad