Miércoles, 26 de Enero de 2022

Otras localidades

Aranda, una villa amurallada y con siete puertas de acceso

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Aranda estrena la ruta de las murallas, que invita a conocer detalles de la época medieval

Emilio Berzosa muestra la placa que identifica a la Puerta Endeduero, el arco del Ayuntamiento, que marca el inicio del recorrido

Emilio Berzosa muestra la placa que identifica a la Puerta Endeduero, el arco del Ayuntamiento, que marca el inicio del recorrido / Cadena SER

El Ayuntamiento de Aranda estrena la ruta de las murallas. La Concejalía de Cultura ha hecho una inversión de 26.000 euros en dotar a las puertas que tenía la fortificación que abrazaba lo que hoy conocemos como el casco antiguo de esta villa en la época medieval de unos hitos y unas placas con reseñas históricas. “Aranda fue una ciudad amurallada con siete puertas, alguna torre encastillada, cubos, adarve y un foso”, explica el folleto editado, que se podrá recoger en la Oficina de Turismo o descargar en los dispositivos móviles y que invitan a realizar un recorrido que viene a ser una amena lección de historia del municipio de unos tres cuartos de hora. “Cada acceso a la ciudad por una de esas puertas tiene una placa de un metro por un metro indicando qué puerta era y una reseña curiosa e histórica de cada una de ellas”, explica el concejal responsable del área. “Hay una séptima puerta que no sale en el plano de 1503, que se hizo año y medio después para una ruta comercial y un acceso, que es la de Puerta Nueva y en la oficina de turismo va a haber unos folletos, el hito que hay enfrente del Ayuntamiento tiene también una explicación de cada una de ellas, tanto en español como en inglés, y en el código QR que hay también se podrá descargar el folleto para poder hacer ese recorrido que, viene a durar unos 40 o 45 minutos”, añade Emilio Berzosa.

Disponer de un nuevo recurso turístico y dar visibilidad a la muralla de Aranda, de la que apenas se conservan vestigios visibles, exceptuando el lienzo que puede visitarse en los bajos del CIAVIN, al lado de la Oficina de Turismo, es el objetivo de esta iniciativa. Se trata, en definitiva, de difundir cómo era la muralla de Aranda.

Panel explicativo de la ruta frente a la Casa Consistorial / Cadena SER

El proyecto se diseñó basándose en documentos como el plano de 1503 o en trabajos como el ‘Callejero comentado’, de José Antonio Cebas Hernando, que incluye fotos donde reproduce la ubicación de las puertas. Ha sido muy importante también la documentación de José Máximo López Vilaboa y Jesús Peribáñez, con gente, conocedores de muchos detalles de la historia de esta villa.

ARANDA DE DUERO EN LA EDAD MEDIA

En la época medieval Aranda contaba con una espectacular muralla de la hoy queda como único vestigio un resto en el CIAVIN. Pero los documentos y planos, nos han ayudado a entender su ubicación, sus puertas de entrada y salida... ¿Cuál es la historia real de la muralla de Aranda? Lo hemos repasado este viernes en la SER con Loreto Cano, experta en patrimonio.

"Tuvimos una muralla, que la única referencia que tenemos de ella está en el plano de 1503 y cuatro piedras sueltas que quedan. Si ese plano no habríamos sabido que existía esa muralla. En época medieval las murallas se llamaban más bien cercas. La principal función de ella era la defensiva, para proteger de ataques bélicos. Aranda se creó en una época de repoblación, en los siglos X-XI. Se creó en un montículo de difícil acceso pero de fácil vigilancia. Y luego los ríos actuaban de foso natural", explica.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Y es que la capital ribereña era muy relevante a nivel comercial conforme fueron pasando los años. "Aranda tenía importancia por sus comunicaciones, había muchas vías que controlar y se propició su expansión, que se protegió con esa muralla. Su función era defensiva pero va cambiando, en los siglos XII y XII Aranda tenía su importancia comercial, además del viñedo y la función agrícola. Sabemos que las puertas a parte de punto de acceso servía para cobrar impuestos. Había siete puertas, seis puertas más un postigo que era más pequeño, que como era una zona de vaguada, era donde se evacuaban las aguas residuales que iban a parar al Bañuelo", especifica Cano.

"Había una primera muralla que abarcaba la zona de San Juan, Santo Cristo y la Puerta del Duero que era la puerta principal, lo que ahora conocemos como la puerta del Ayuntamiento. La segunda fase hasta el siglo XIII ya se hizo un avance porque hubo un aumento de población hacia la zona de Santa María y Barrio Nuevo. Y luego el mayor avance fue a finales del XIV o inicios del XV, una tercera fase o una segunda muralla que figura en el plano de 1503. Llevaba su tiempo su construcción claro", especifica. "Esto lo pagaba el Consejo Real", añade, recordando que también los puentes eran importantes, siendo el más antiguo el de Tenerías. "Luego el Puente Mayor (Duero) que se construyó a finales del siglo XII, y daba acceso a la puerta del Duero. Luego en la puerta de Isilla que estaba al final de la calle Isilla, el puente de Conchuela era el más cercano para su cruce. Y había otro en Fuenteminaya que daba acceso a la puerta de Cascajar", sentencia esta experta en la historia arandina.

Adjuntamos el audio con el relato de Loreto Cano

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?