Miércoles, 19 de Enero de 2022

Otras localidades

PREVIA LEVANTE-OSASUNA (DOM. 18:30)

Segundo examen para Alessio Lisci

Tras la goleada en Copa, llega la primera cita liguera tras la catarsis granota; el técnico italiano, pendiente de si el Consejo apuesta por él si logra la primera victoria de la temporada ante un visitante complicado: Osasuna

Entrenamiento del Levante en Orriols antes de recibir a Osasuna.

Entrenamiento del Levante en Orriols antes de recibir a Osasuna. / LUD

El Levante se encuentra sumido en una profunda crisis. Hemos vuelto a la Liga, que nada tiene que ver con el paseo en barca que supuso el viaje copero a Melilla. Se vuelven a encender las alarmas por el regreso a la realidad liguera. El Levante es colista y viene de sufrir una catarsis que se ha llevado por delante al segundo entrenador del curso y a la dirección deportiva. Ni más ni menos. Así que llega el partido uno de la nueva vida granota, ésa que está diseñando Quico Catalán y sobre la que nadie sabe nada. Quizá ni él mismo porque el presidente espera que los acontecimientos le arreglen la situación. Es decir, no está descartado que, en caso de lograr la primera victoria de la temporada, Alessio Lisci alargue su interinidad.

De momento, el técnico hasta ahora del filial se muestra confiado en sus posibilidades. No utiliza en su batería de argumentos el abultado 0-8 en Melilla, porque sabe de la excepcionalidad de enfrentarse a un equipo de regional. Pero sí sabe el italiano que esto, unido a la apertura habitual de ventanas que protagoniza un entrenador nuevo, viene bien para subir la moral de la tropa.

Se muestra valiente Lisci cuando se le plantea la posibilidad de continuar en el banquillo de Orriols si supera el segundo examen que le puso el pasado lunes Quico tras hacer estallar las estructuras deportivas del club. Asegura Lisci en la previa: "La incertidumbre me gusta y me hace rendir más". Así, sin complejos y sabiendo que no tiene nada que perder y sí mucho por ganar. Y sabe que para alargar su sueño necesita a sus jugadores, y éstos a su vez a la afición, que desde este domingo debe empezar a jugar su papel clave en la carrera por la salvación. "Agradezco que nos vayan a hacer un recibimiento y les pido que animen durante el partido. Cuando acabe el partido, si quieren que piten y me ataquen sobre todo a mí como principal responsable", recalca el técnico italiano.

Todo apunta a que Lisci apostará por un 1-4-3-3, con Cárdenas en la portería; Son, Vezo, Mustafi y Clerc en defensa; Radoja, Campaña y Bardhi en el trivote; con De Frutos y Morales flanqueando en las bandas a Roger en ataque. O lo que es lo mismo: un equipo muy reconocible con once nombres que vienen a la cabeza de un levantinista cuando se le pide conformar un once. Es lo que suele ocurrir tras convulsiones como la que ha vivido el Levante. Y muchas veces funciona. Ojalá esta vez le ocurra a Lisci, recurriendo al sentido común y desatando a un equipo que, víctima de su grave crisis de resultados y numerosos golpes de mala suerte, juega maniatado por los nervios.

El rival no es el más propicio, a priori, para empezar a resurgir pues Osasuna es uno de los mejores equipos de la Liga como visitante. Tanto es así que ha sumado más puntos (13) lejos de El Sadar que en su casa (7). Arrasate ha perfeccionado una máquina que, muy bien engrasada, le convierte en un rival muy incómodo para cualquier equipo de la Liga, fuerte atrás y con un potencial ofensivo que, con la baja de Kike García, liderarán en punta el Chimy Ávila y Budimir, acompañados desde las bandas por Kike Barja y Rubén García, un ex levantinista que tuvo que emigrar de Orriols para conquistar el reino de Navarra, donde es un ídolo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?