Jueves, 20 de Enero de 2022

Otras localidades

Celta de Vigo

Hara-kiri celeste

Los errores defensivos vuelven a condenar al Celta a una derrota en Balaídos

Partido Celta-Valencia

Partido Celta-Valencia / La Liga

Balaídos sigue siendo gafe para el Celta. 5 puntos de 27 posibles son números de descenso. Ni romper la sequía goleadora en los primeros tiempo sirvió para sumar puntos porque de nuevo se repitieron los errores defensivos groseros, en esta ocasión ante el Valencia (1-2).

El encuentro empezó de la mejor manera posible para los vigueses. En el minuto 10, la presión alta funcionó para hacer que Alderete perdiese la pelota ante Brais, que le dejó la pelota a Aspas dentro del área. El moañés hizo una bicicleta y conectó un disparo raso con la zurda que entró junto al poste izquierdo. La alegría no fue completa porque el 'Príncipe de las Bateas' se lesionó en el remate y tuvo que ser sustituido por Renato Tapia. Además, en la celebración se quitó la camiseta por lo que vio una amarilla que le hace perderse el partido contra el Mallorca.

Si lo de Aspas fue un mazazo, más lo fue el grave error de Dituro, que por tercer encuentro consecutivo provocó un gol en contra. El portero se confió ante la presión de Maxi Gómez, que tocó el balón que quedó muerto en el área. Tapia lo ganó en primera instancia, pero Hugo Duro le comió la tostada y batió sin problemas la portería celeste.

No se vino abajo el Celta, aunque sin Aspas faltaba remate y desborde en los metros finales ante un Valencia que esperaba atrás para hacer daño al contragolpe. La igualdad se rompió con otro grave error defensivo del equipo vigués. Mal saque de puerta de Dituro hacia Kevin que Gaya intuye y le gana la acción. El capitán valencianista puso un centro raso que los centrales no lograron bloquear y Maxi Gómez cogió el regalo para batir en el mano a mano al guardameta celeste.

El empate casi llega da nuevo en un cabezazo de Santi Mina que despejó Cillesen con una mano magistral. Fue la única ocasión de peligro del Celta en todo el segundo tiempo, que no supo salir de la telaraña defensiva del conjunto che y sus innumerables pérdidas de tiempo con la condescendencia arbitral de un nefasto De Burgos Bengoetxea. Los cambios no surtieron ningún efecto y solo Denis tiró del carro en el tramo final en busca de un empate que nunca pareció cercano, incluso tuvo el Valencia dos claras oportunidades para ampliar el marcador.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?