Hoy por HoyHoy por Hoy

Sociedad

Fiscalía

Falta de etilómetros y de acceso a la DGT: los problemas de la Policía Local en los pequeños municipios

El fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas se reúne en Córdoba con fiscales, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local para abordar las necesidades que estos cuerpos de seguridad tienen en su labor de prevención de los accidentes de tráfico

Agentes de Policía Local de Córdoba en una foto de archivo / Ángel Muñoz Alabanda

Córdoba

La Dirección General de Tráfico activa hoy una campaña del control de alcholemia y drogas al volante, tanto en las carreteras como en los municipios.

Tráfico ya sabe a priori cómo va a organizar sus recursos, el número de test que se van a realizar y los puntos kilométricos en los que se llevarán a cabo, consciente de la importancia de reducir las tasas de alcohol y drogas al volante que multiplican la probabilidad de accidentes de tráfico graves.

El dispositivo se activa también en los municipios. La mayoría de ellos firmados con la DGT acuerdos para formar parte de las campañas de control de la DGT y prevenir también accidentes en el casco urbano. Pero a veces, la tarea no es tan sencilla como se podría pensar, sobre todo en los pueblos más pequeños donde los recursos son escasos, incluso a veces, inexistentes.

Desde que el Estado aprueba las normas hasta que esas normas se hacen cumplir hay a  veces un largo camino. Y esto ocurre por ejemplo en la Seguridad Vial.

Conocedores de estos problemas, el Fiscal de Seguridad Vial, el cordobés Bartolomé Vargas, y la Fiscal de Tráfico de Córdoba, Natalia Izquierdo, se han reunido con fiscales, abogados, familiares de víctimas de accidentes de tráfico, responsables de la DGT y agentes de la Guardia Civil y la Policía Local de la provincia de Córdoba para tomar nota de esos problemas y buscar vías de solución.

El fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, se reúne con agentes de Guardia Civil, Policia Local, Colegio de Abogados, DGT y familares de víctimas de accidentes de tráfico para coordinar las actuaciones / Cadena SER

Uno de ellos, quizá el más flagrante, es que una buena parte de policías locales de la provincia de Córdoba no cuentan con etilómetros, (aparatos para llevar a cabo las pruebas de alcoholemia), con lo que para hacer su trabajo tienen que solicitar el apoyo de las patrullas del subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Córdoba, para prestar asistencia en el momento.

No es este el único problema con el que se encuentran. Ya en el trámite administrativo, muchas de las policías locales de la provincia tampoco pueden acceder a los archivos de la DGT en los que constan los puntos actualizados de los conductores y conductoras, lo que impide que conozcan la situación real de los conductores.

La DGT explica que desde que se incorporó la Ley de Protección de Datos, el sistema de acceso tiene que ser ordenado y debe realizarse a través de una plataforma específica que existe para ello.

Sin embargo, el paso no es instantáneo y requiere no solo de medios técnicos, sino de la firma de un protocolo previo entre la DGT y el ayuntamiento que lo solicite.

En estas circunstancias, algunos agentes relatan al Fiscal de Seguridad Vial sus experiencias que terminan a veces, teniendo que llevar a un conductor a un centro de salud para que le efectúen una prueba de drogas o basando la denuncia contra un conductor por consumo de alcohol, en el comportamiento, los síntomas y los signos básicos y la falta de capacidades de una persona ebria.

LAS POSIBLES SOLUCIONES

En algunos casos, la solución a alguno de estos problemas está al alcance de la mano. En algunos casos pidiendo apoyo a instituciones como la Diputación de Córdoba, en otros, estableciendo los contactos oportunos con la DGT para que los accesos  a la plataforma de datos se solvente.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad