Viernes, 21 de Enero de 2022

Otras localidades

HOY POR HOY DESDE CÁDIZ HOY POR HOY DESDE CÁDIZ Especial 'Hoy por Hoy' con Àngels Barceló desde Cádiz

La Justicia fija que el miedo a contagiarse en el centro laboral no es causa para no ir a trabajar

El fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya es firme y avala el despido de una empleada que no acudió a su puesto de trabajo en marzo del año pasado alegando miedo al contagio por COVID

No cabe recurso contra la sentencia.

No cabe recurso contra la sentencia. / GETTY IMAGES

La Sala de lo Social del Tribunal Superior desestima el recurso de suplicación interpuesto por la trabajadora contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 39 de Refuerzo de Madrid que avaló su despido de la empresa en la que estaba contratada.

En el verano pasado, los magistrados madrileños confirmaron el fallo y ahora ya es firme porque ninguna de las partes personadas ha acudido a la vía del recurso. La trabajadora era administrativa dentro del departamento de contabilidad de la empresa demandada y se encargaba de funciones de gestión tributaria y contable.

Nada más declararse la pandemia y por tanto el mismo estado de alarma, la empresa adoptó una serie de medidas, entre ellas el teletrabajo como forma de trabajo habitual y turnos de trabajo de mañana y tarde. Solo debía debiendo acudir un trabajador presencial por turno de trabajo y departamento a fin de dar soporte al resto de los compañeros que cumplían su jornada desde sus domicilios.

No acudir a la oficina por "responsabilidad"

En marzo de 2020 la trabajadora tenía asignado turno de trabajo presencial desde las 8.00 hasta las 14.00 horas. Pero dos días antes de tener que incorporarse a su puesto, envió un correo electrónico indicando que debido al estado de alarma debía por "responsabilidad" no ir a la oficina.

Frente a ello, la empresa le recordó que debía acudir y que estaban "garantizadas todas las medidas de seguridad dado el escaso número de personas que habría en el edificio y denegando la posibilidad de teletrabajar el día indicado". Pese a ello, la trabajadora no acudió a su puesto.

La empresa entregó a la trabajadora el 30 de abril de 2020 una carta de despido disciplinario por una falta muy grave de inasistencia injustificada al puesto de trabajo, "indisciplina o desobediencia a las órdenes recibidas, y transgresión de la buena fe contractual".

La trabajadora, sin amparo

En la sentencia, los magistrados explican que " la trabajadora no se halla amparada por preceptos relativos a la prevención de los riesgos laborales". Pero además fue la misma trabajadora la " qué decidió voluntariamente no acudir a su puesto los días señalados" elaborando unas "justificaciones que nada tenían que ver con una situación de especial vulnerabilidad" por la pandemia.

Para que no queden dudas de la seguridad sanitaria del entorno laboral en cuestión, el fallo alude que "la empresa adoptó una serie de medidas organizativas y de prevención para la continuidad en el ejercicio de su actividad, garantizando un riesgo bajo de contagio".

La sentencia puede ser utilizada en otras comunidades autónomas en la que se hayan producido situaciones similares pero la puerta del Tribunal Supremo siempre está abierta para un procedimiento de unificación de doctrina.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?