Lunes, 17 de Enero de 2022

Otras localidades

Erupción La Palma

La partitura que sepultó el volcán y la melodía de una nueva vida en La Palma

Nieves y su hija de trece años no pudieron recuperar nada, ni siquiera la partitura y el piano que la pequeña había aprendido a tocar. Acaban de recibir las llaves de su nueva vivienda y empieza a vivir su nueva vida, con un colchón en el suelo y un piano que alguien le regaló para empezar de cero

La partitura que sepultó el volcán y la melodía de una nueva vida en La Palma. / CADENA SER

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Nieves y su hija pasaron de El Paraíso al infierno en pocos segundos. No pudieron salvar nada de su casa en barrio de El Paraíso cuando erupción el volcán. Ni siquiera las tortugas. "Una de ellas se hizo daño en una pata hace años y yo la curé, desde entonces se alegraba siempre de verme, levantada la cabeza pera que la acariciara", cuenta Nieves Sus palabras resuenan por el eco del salón vacío de muebles en su nueva casa.

Esta todavía no es su casa, sino "su cosa", porque todavía no la siente como suya. Los técnicos de la empresa pública de viviendas de Canarias (Visoca) están haciendo un gran esfuerzo por conseguir viviendas para los afectados del volcán de La Palma y convertirlas en hogares, pero la tarea es hercúlea. Casi no hay viviendas en La Palma ni siquiera para comprar y en algunos casos las que hay necesitan reparaciones.

"Un techo para volver a empezar"

Nieves y su hija, con tan solo trece años, forman una familia monoparental. Han sido casi las primeras en obtener una de esas viviendas en régimen de alquiler social Tazacorte. En la habitación pequeña hay un par de muñecas que alguien donó y un colchón en el suelo, porque todavía no tiene somier. Hasta ahora vivían junto a nueve personas en una casa en Tazacorte que acabó costándoles 700 euros al mes.

El día que erupcionó el volcán, Nieves corrió despavorida hacia el coche y solo le dio tiempo de salvar a su hija y al conejo que cuida desde pequeña. Tuvieron que pasar semanas para darse cuenta de que el volcán había sepultado también el piano y su partitura favorita: el Aleluya, que había aprendido a tocar al teclado después de mucho esfuerzo.

"El volcán se llevó la ilusión"

En el suelo de la habitación descansa también una caja grande, todavía empaquetada. Es un teclado que alguien donó para que la hija de Niveles pueda hacer sonar la melodía de una vida nueva. "Sigo adelante por ella, para darle un futuro a ella", cuenta su madre. "Ella es joven, tiene fuerza y aquí tiene un techo para volver a empezar"

Desde las tres ventanas del pequeño piso de Nieves se ve perfectamente el volcán que les arrancó todo lo que han tenido. "Es que la historia empieza con el esfuerzo de mi madre, con el sacrificio de mi padre, de mi abuela, todo se lo llevó de golpe". "El volcán no solo se llevó eso, también se llevó la ilusión", lamenta Nieves. Se pueden entregar las llaves de una casa, pero nadie puede devolverte la ilusión.

DIRECTO | Erupción del volcán de La Palma. / CADENA SER

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?