Jueves, 20 de Enero de 2022

Otras localidades

"Estamos desbordados, creíamos que se había acabado la pandemia"

Lo dice la potavoz de la Junta de Andalucía en asuntos COVID, Inmaculada Salcedo, quien está muy preocupada por la atención primaria y asegura que los hospitales estan "razonablemente bien"

Inmaculada Salcedo, jefa de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Reina Sofía de Córdoba y portavoz del grupo asesor de expertos sobre el coronavirus de la Junta de Andalucía

Inmaculada Salcedo, jefa de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Reina Sofía de Córdoba y portavoz del grupo asesor de expertos sobre el coronavirus de la Junta de Andalucía / Cadena SER

La provincia de Sevilla ha sumado, desde el pasado sábado, 2.096 positivos más y 4 fallecido con una tasa de 1.325, 15 puntos menos que el viernes pasado. Sin embargo, crece la presión hospitalaria al igual que la saturación en los centros de salud que la Junta espera abrir en horario de tarde tras suspender este servicio durante las fiestas navideñas, lo que aliviaría la presión en urgencias y también las largas colas que se han soportado días atrás.

Esta sexta ola se empieza a notar también en las residencias de mayores donde se ha duplicado en los últimos cuatro días el número de contagios, aunque la mayoría no son casos graves gracias a la tercera dosis.

Ante la situación que ha provocado la sexta ola, Inmaculada Salcedo, jefa de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Reina Sofía de Córdoba y portavoz del grupo asesor de expertos sobre el coronavirus de la Junta de Andalucía, ha dicho en Hoy por Hoy Sevilla que “están desbordados porque el número de contagios no se corresponde con la plantilla sanitaria: creímos que la pandemia se había terminado”. “Afortunadamente -sigue diciendo- este número tan alto no está repercutiendo en la mortalidad, aunque lógicamente sí en las hospitalizaciones”.

Su esperanza es que “se mantengan los contagios y podamos pasar el mes de enero”, aunque “los hospitales están razonablemente bien”. Lo que sí preocupa mucho en la consejería de Salud es la atención primaria “fundamental para no saturar las urgencias con pruebas de COVID”.

OTro problema añadido a la saturación en la primaria es el contagio de los sanitarios, y alaba a todos sus profesionales que “incluso con COVID en sus casas, llaman para ayudar en lo que puedan”.

Inmaculada Salcedo, además, ha dado una serie de recomendaciones para un virus tan contagioso: “No ir a ver a personas con patologías graves o tratamientos con inmunodepresores, además de tener mucho cuidado con las personas mayores”. Escuche la entrevista completa:

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El nuevo protocolo para los casos, posibles o ciertos, de COVID, quedaría así:

Se priorizará la realización de test para personas vulnerables o con síntomas graves, no se realizará seguimiento telefónico de los contactos estrechos en cuarentena y se descarta la cuarentena de aulas completas

En casos de sospecha sin test de autodiagnóstico se deberá guardar aislamiento y avisar a los contactos estrechos en estos casos se priorizará la realización de pruebas diagnósticas (PDIA) para confirmación de casos sospechosos en aquellos con sintomatología más grave, personas con mayor vulnerabilidad de sospecha con test de autodiagnóstico, la persona deberá comunicarlo al Servicio Sanitario Público, preferiblemente a través de la aplicación Salud Responde, se realizará PDIA en aquellos casos seleccionados en los que se precise.

Sobre las actuaciones en casos confirmado, en los casos asintomáticos o sintomáticos leves y sin factores de riesgo, se indicará aislamiento domiciliario y no se realizará seguimiento clínico activo. Mientras que en casos sintomáticos o de personas vulnerables se indicará aislamiento domiciliario y se realizará un seguimiento clínico activo.

Se establece un periodo mínimo de 7 días para el aislamiento de los casos confirmados, si en el momento de finalización de este periodo la persona está asintomática y han transcurrido al menos tres días tras la resolución de los síntomas. Para aquellas personas con enfermedad grave o inmunosupresión se mantiene el periodo de aislamiento mínimo de 21 días. Para el personal que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios se realizará un test de antígeno el día 7 antes de su reincorporación a su puesto de trabajo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?