Sociedad
Coronavirus Covid-19

Gipuzkoa se suma a Araba en la reclamación de que se permita la competición del deporte escolar

La Diputación ha afirmado que seguirá las recomendaciones del Gobierno vasco aun así para no ejercer un "terrorismo institucional"

El diputado de Deportes, Harkaitz Millán, durante la presención este martes de la Copa de la Reina de balonmano de 2022, que se celebrará en San Sebastián / Diputación Foral de Gipuzkoa

San Sebastián

Las diputaciones de Gipuzkoa y de Álava han reclamado al Gobierno Vasco que permita la competición del deporte escolar, suspendida desde el 8 de enero, cuando entró en vigor el nuevo protocolo para prevenir la propagación de la COVID-19 en los colegios. La institución foral alavesa defiende que la competición vuelva a partir del 28 de enero, fecha límite para las restricciones vigentes en el País Vasco.

Esta es la propuesta que trasladará Álava al Gobierno Vasco en una reunión que se celebrará el viernes de la próxima semana aunque previamente los responsables del Departamento foral de Cultura se reunirán con las federaciones deportivas y las asociaciones de padres y madres para fijar una posición común, han informado fuentes forales.

Más contundente se ha mostrado este miércoles el diputado de Deportes de Gipuzkoa, Harkaitz Millán, quien ha defendido la reanudación de las competiciones esta misma semana.

La diputación guipuzcoana, que tiene la competencia de la organización del deporte en las edades más tempranas, ha asegurado que las instituciones forales de los tres territorios están en contra de la medida del Gobierno Vasco y que así lo expusieron a Salud en una reunión el 7 de enero, por lo que "no es verdad que la medida se tomara por consenso".

Millán, quien ha comparecido hoy para presentar la fase final de la Copa de la Reina de balonmano femenino, se ha mostrado contundente al considerar que el deporte escolar está siendo el "chivo expiatorio de una situación que no se justifica" y que está creando un "grave perjuicio".

"Se genera una discriminación entre fichas de 'eskola kirola' y fichas federativas, lo cual tiene una implicación socioeconómica que a la Diputación no se le escapa", ha abundado Millán.

El diputado se ha alineado con las tesis de las 17 federaciones deportivas guipuzcoanas que el lunes exigieron el fin de esta prohibición, una reclamación secundada también por otras federaciones de Bizkaia y Álava, como las de fútbol, baloncesto y balonmano.

Millán ha recordado que la competencia es de la Diputación y que la suspensión de las competiciones -sí se permite a los niños entrenar- es una "recomendación", tras lo que ha indicado que él no está dispuesto a hacer "gamberrismo institucional" y saltarse esa indicación. "Una recomendación de la autoridad sanitaria para mí es una cuestión a cumplir, pero eso no quiere decir que lo compartamos", ha aclarado.

En su opinión, no tiene "mucho sentido desde el punto de vista científico" que solo se mantenga la prohibición en deporte escolar mientras sí puede competir el federado, lo que en algunos deportes implica a chavales "de la misma edad".

"Es una medida que no va en la misma línea de la celebración de la tamborrada infantil mañana ni del partido que se va a celebrar en Anoeta hoy a la noche", ha insistido.

Ha recordado que el deporte escolar, que ya estuvo suspendido en otras fases de la pandemia, se reanudó hace más de un año y medio "con todos los protocolos acordados por las autoridades sanitarias, tanto para los entrenamientos como para las competiciones en vigor", sin que haya sido "foco de problema sanitario añadido".

Millán ha explicado que, desde la reunión del 7 de enero, ha solicitado personalmente hasta en tres ocasiones, la última hoy mismo, al viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, que permita la reanudación de la competición, aunque ha confesado que no es "muy optimista".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad