Sociedad
A Coruña

Trabajadores de seguridad del Concello exigen la recisión y readjudicación del contrato municipal

Los trabajadores afirman que no cobran desde diciembre y tampoco ven viable ingresar la cuota de enero

A Coruña

Los trabajadores de Mersant Vigilancia, empresa de seguridad subcontratada por el Concello da Coruña, se han concentrado esta mañana a las puertas del Ayuntamiento para exigir soluciones ante los impagos de los salarios. Además, la mercantil encargada de la seguridad de la Estación de Autobuses, Kiosko Alfonso y la Biblioteca Durán Loriga también presenta deudas con la Hacienda Pública y Seguridad Social.

Los trabajadores afirman que no cobran desde diciembre y tampoco ven viable ingresar la cuota de enero. Aseguran que la empresa pasa por una situación económica muy delicada al deber cuatro millones de euros a la Hacienda Pública y a la Seguridad Social. La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la USO solicita al Concello una reunión para estudiar las posibles soluciones.

"La empresa tiene además una deuda que ronda los tres millones de euros con la Hacienda Pública y tampoco está al corriente de sus obligaciones con la Seguridad Social, motivo más que suficiente para que los organismos públicos rescindan sus contratos con la mercantil y adjudiquen a otras empresas solventes los servicios", expone la central sindical.

El Ayuntamiento ha comunicado a la empresa la posibilidad de que renuncie al contrato o lo ceda a otra firma de manera voluntaria. Por el momento no han recibido respuesta. Mientras tanto, el ejecutivo exige a la subcontrata deudora que cumpla con las obligaciones que tienen con los trabajadores y con las condiciones laborales acordadas en los contratos. La empresa deudora cuenta con múltiples contratos con organismos públicos como la Xunta de Galicia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad