Opinión
Opinión

Supervergüenza

La firma de Álvaro Mogollo

Alvaro Mogollo articulista de Radio Jerez Cadena SER / Radio Jerez Cadena SER

Jerez de la Frontera

La semana pasada se celebró la Supercopa de España en Arabia Saudí. Aunque suena directamente a sinsentido, ya nos estamos acostumbrando porque poderoso caballero es don dinero. El Real Madrid se alzó con un título que se pelea en un país donde la democracia brilla por su ausencia, aunque según el presidente de la RFEF Luis Rubiales, celebrar la competición allí ayuda a luchar desde dentro contra el atropello de derechos humanos.

Más allá del discurso, que evidentemente imposta porque ni él mismo se cree que con cinco días de buenismo le otorga avances y civismo para los 360 restantes al país de Oriente Medio, fastidia que no diga abiertamente que van por dinero. Por muchísimo dinero, claro. Y luego lo justifica dando a entender que le hacen el agosto a los modestos con el dinero que allí sacan, cuando llevan meses sin arrojar luz a las condiciones de la Primera RFEF, esa categoría que al principio iba a ser profesional, luego semiprofesional, hoy vamos a ver y mañana qui lo sa.

A esa gestión hay que sumar ahora la de la Supercopa femenina, a la que han cambiado el horario de la final a cuatro días vista. Se jugará este domingo a las 12:00, puro prime time del café, el paseo o la primera cerveza. Y encima se disputa en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, un campo de entrenamiento. Muy bueno, por cierto. Pero salta a la vista que no disputarlo en un estadio en condiciones es un feísimo gesto que no tiene justificación por muchas vueltas que se le dé. Aunque a los dirigentes no les guste el fútbol femenino, estar a la altura cuesta muy poco y es lo mínimo que se les puede y debe exigir. Ni tener a la mejor jugadora del mundo en nuestro país, en el que cada vez hay más mujeres jugando al fútbol, ha dado un giro a esa perspectiva.

Y no lo digo con afán de ningún tipo ni me doy golpes de pecho. He visto poquísimos partidos de fútbol femenino. De hecho, no he visto ninguno esta temporada. No es una circunstancia de la que presuma, aunque es la realidad, al igual que se me escapan otras muchas cosas. Pero las finales de fútbol masculino no se ponen por la noche por casualidad, sino porque es el horario en el que mayor número de personas suelen ver este tipo de eventos por televisión. Y el hecho de disputarse por la mañana dificulta notoriamente que pueda verlo toda persona que quiera.

Por suerte, sí hay dirigentes que honran a su deporte y tienen la suficiente altura de miras para trabajar en esa línea. Este fin de semana arranca la Liga Andaluza Inclusiva, una competición de la RFAF ideada, por el presidente de la Delegación de Cádiz Pedro Curtido, para futbolistas con diversidad funcional que cuenta con nueveequipos de la provincia y que promueve la igualdad, la solidaridad y la integración. Los valores deseables en la sociedad, trasladados a una parte de ella como es el fútbol. Disfrutarán, disfrutaremos, de lo lindo. No cabe duda. El negocio del fútbol tiene dueños y mercaderes. La esencia y el espíritu de un noble juego que sirve de nexo de unión entre las personas, no

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad