La Ventana de AsturiasLa Ventana de Asturias
Opinión
Opinión

Cada vez más ricos

El comentario de Ana Castaño en 'La Ventana de Asturias' (21/01/2022)

El comentario de Ana Castaño en 'La Ventana de Asturias' (21/01/2022)

01:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1642785302441/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Asturias

Durante los primeros dos años de la pandemia las diez personas más ricas del mundo han duplicado su fortuna, según el nuevo informe de Oxfam Intermón que se ha conocido está semana.

Ya ven, mientras el conjunto de la población sufre – en el citado informe se indica que la pandemia ha reducido los ingresos del 99 % de la humanidad y ha empujado a la pobreza a más de 160 millones de personas- unos pocos siguen acumulando riqueza.

Si miramos a nuestro país la situación es similar. Las personas más ricas, según la lista Forbes: léase, Amancio y Sandra Ortega, Rafael del Pino presidente de Ferrovial, o el dueño de Mercadona Alfonso Roig, han visto crecer sus beneficios. Sí, Amancio Ortega a pesar del cierre de sus tiendas durante unos meses en 2020, ha incrementado su riqueza en 10.000 millones de euros; mientras -según datos extraídos del Encuesta de Condiciones de Vida publicada por el INE- tan sólo durante el primer año de pandemia, más de un millón de personas pasaron a encontrarse en situación de carencia material severa.

No, no estamos condenados sufrir eternamente esta situación. No, no estamos obligadas soportar que una minoría acumule riqueza, mientras la mayoría de la población ve peligrar sus condiciones de vida e incluso se hunde en la precariedad.

Somos la inmensa mayoría, tenemos derecho a exigir un reparto más justo y equilibrado y, además, es posible lograrlo. Para ello es imprescindible una reforma fiscal que aplique mayores tipos impositivos a las personas ricas y el establecimiento de medidas para acabar con los monopolios. Y si bien es deseable una acción global, no es menos cierto que en nuestro país es preciso reformar impuestos como el de patrimonio y sociedades. No es de recibo que seamos las personas asalariadas las que realicemos las mayores contribuciones, mientras que los que más tienen se escabullen por lo numerosos atajos del sistema.

Los ricos deben pagar más...

Pero tampoco podemos engañarnos, eso no implica que el resto de la población no debamos contribuir al sostenimiento de los servicios públicos.

Puede resultar antipático decirlo, entiendo que a nadie le guste pagarlos, pero la sanidad, la educación, la atención a las personas..., no se pueden sostener sin los ingresos que se obtienen por medio de los impuestos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad