Vídeo

HORA 25 Sigue en directo el programa especial de Hora 25 desde San Sebastián

SER Deportivos GipuzkoaSER Deportivos Gipuzkoa
Fútbol
Real Sociedad

La Real choca con el muro del Getafe

La Real Sociedad no puede pasar del empate en el Reale Arena (0-0) contra el Getafe a pesar de llevar la iniciativa y tener las mejores ocasiones. Remiro salvó, no obstante, de un mal mayor a los donostiarras, que pudieron ganar en el descuento con un zurdazo de Isak al larguero

Joseba Zaldua conduce un balón contra el Getafe / AFP7 vía Europa Press (AFP7 vía Europa Press)

San Sebastián

La Real Sociedad atacó. El Getafe defendió. Y al final empataron en un partido en el que parece que el único que ganó fue el plan de Quique Sánchez Flores, porque le salió a la perfección. Enredó en su idea defensiva a un Real que lo intentó hasta el final, pero una y otra vez se estrelló con el muro planteado por el Getafe. Esta vez no se puede hablar de autobús, porque el Getafe sí salió a buscar a la Real en determinados momentos del partido para complicarle su salida de balón. Tejió una tela de araña en todo el campo, sin dejar espacios entre líneas, y la Real se enredó en ella, y cuando supo desenredarse se topó con un inspirado David Soria, que hasta llegó a rozar el zapatazo de Isak en el descuento que acabó pegando en el larguero y que hubiera dado la victoria a la Real Sociedad.

El Getafe tenía claro su plan en San Sebastián. Que tampoco era tan diferente al que ha venido utilizando Quique Sánchez Flores, con resultados bastante positivos en jornadas anteriores. Una línea clara de cinco defensas, tres hombres por delante y dos jugadores presionando como perros de presa la salida de balón de la Real. Y todos juntitos, sin dejar espacios entre líneas, para que los hombres creativos de los realistas no entraran en juego. Así era muy complicado que Rafinha o Guridi pudieran brillar, porque no encontraban huecos para buscar a los hombres de ataque. El equipo azulón apretaba la salida de balón de la Real de forma valiente, pero cuando era superada su primera línea de presión se replegaba rápidamente y todo el equipo pasaba a defender dentro de su campo, dificultando la movilidad de balón del equipo de Imanol.

La posesión la monopolizaba la Real, pero apenas era capaz de generar algo de peligro. Y daba la sensación de que el Getafe no estaba incómodo del todo y que el plan de Quique salía mejor que el de Imanol. Hasta el punto de que la primera ocasión clara del partido la protagonizó Oscar, con un disparo cruzado ante la que respondió con una buena mano Remiro. Fue la única que tuvo. La Real tuvo un pequeño arreón cuando Oyarzabal reaccionó con una frivolidad maravillosa y con un arranque de garra en el centro de campo que terminó con un disparo bien despejado por David Soria a córner. En ese saque de esquina pudo marcar Guridi, pero de nuevo estuvo muy bien el portero del Getafe, y luego Sorloth la mandó arriba. Fue el único momento. Porque luego ya no pasó nada más. El Getafe sostuvo muy bien con su defensa el intento, porque no pasó de eso, de atacar de la Real. El 0-0 al descanso se veía venir.

La segunda parte fue un calco de la primera. Con un matiz, que el Getafe supo jugar con los nervios de una Real que según pasaron los minutos fue perdiendo la paciencia que sí tuvo en los primeros 45 minutos. El equipo azulón volvió a plantear su férreo sistema defensivo y los donostiarras cogieron de nuevo la manija del partido. Le Normand pudo cambiar el signo del partido con un remate a la salida de un córner, pero se volvió a topar con un fantástico David Soria, que pudo enviar a córner el balón. La Real siguió madurando el partido, pero chocaba una y otra vez con un Getafe que según pasaron los minutos empezó a olvidarse de atacar y a limitarse a defender el punto como un valioso botín. Antes, Oliveira pudo darle un premio exagerado, pero Remiro también juega y sacó una mano que vale casi como un gol. Ahí se acabó el Getafe en ataque. Y a la Real le entraron las prisas y empezaron las imprecisiones. Tuvo un arreón final en el que metió en su área al equipo azulón, pero nada parecía hacer peligrar el plan de Quique… hasta que apareció Alexander Isak para sacarse de la chistera un zapatazo espectacular desde la frontal que se estrelló con violencia en el larguero de la portería del Getafe, después de que lo rozara con su guante David Soria. Anoeta se relamió con un gol que hubiera sabido a gloria y los azulones respiraron aliviados porque su arduo trabajo defensivo le daba un punto muy valioso.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad