Actualidad

Llegan para quedarse

Los jovenes aprovechan y rentabilizan al máximo sus minutos como Serrano en Vallecas

Markinez: "Han venido para quedarse"

Bilbao

Marcelino no solo ha hecho debutar a varios canteranos, los ha consolidado. Los Sancet, Vivian, Nico Williams, Zarraga y Serrano pedían a gritos entrar de lleno en el equipo y lo han logrado. No solo han cumplido con creces sino que se han convertido en absolutamente necesarios en los casos de Vivian, Sancet y Nico Williams.

Ni la más dura competencia en sus puestos, Raúl García, Yeray o Berenguer, han podido con su irrupción. Han aprovechado al máximo sus oportunidades. Los huecos que han ido tapando, como por ejemplo ayer Nico Serrano ante la baja de Munain, han dejado sello y marca de la calidad que atesoran.

En Vallecas, en su primer partido como titular, Serrano se estrena como goleador con 18 años. Pero no solo hizo el gol de la victoria. Ofreció desmarque, velocidad y aportó lo suyo en defensa. El joven navarro se desenvolvió con frescura y sin dar la sensación de que era la primera vez que saltaba en el once.

Zarraga venía jugando minutos sueltos en los partidos de esta temporada, pero a la primera titularidad que ha tenido delante no la ha desaprovechado. Ha demostrado que tiene hueco en el centro del campo. Uno de esos benditos problemas que le surgen a los entrenadores cuando tienen a dos buenos futbolistas para crear fútbol. Es el caso de Vencedor y el propio Zarraga.

De Nico Williams, a pesar de todo lo que ha dado ya, se espera todavía más de él. Bueno, se espera que se consolide como el gran delantero que se ha visto. Se espera continuidad. La parroquia cree en él y sobre todo Marcelino. El entrenador le está dando el protagonismo que le corresponde a una figura de su edad. El menor de los Williams ha dejado detalles de grandísimo jugador. Tiene lo que tiene un gran delantero, velocidad, regate y gol.

Sancet tiene sitio fijo arriba. El que ha asumido su nuevo roll es Raúl García. El desgaste de este chico en la presión es asombroso. Todos hablan de él como otro de los grandes delanteros del futuro. Su disparo le ha dado varios puntos al Athletic, su velocidad y su desmarque provoca muchos problemas a la defensa rival. A todo ello hay que añadir la capacidad que tiene para recibir balones largos o bajarlos al verde.

Iñigo Martínez ha encontrado en Vivian otra pareja perfecta. La lesión de Yeray a principios de temporada le abrió las puertas de la titularidad y no se ha bajado de ella salvo por lesión. Yeray y él se reparten el protagonismo junto al de Ondarroa. Solidez, concentración, visión y perspectiva del juego, fuerza y velocidad. Le faltan muy pocas cosas para ser otro grandísimo central.

Está claro que han llegado para quedarse. No son flor de un día. Marcelino lo sabe y por eso la transición debe ser tranquila, a su ritmo. Al ritmo que necesitan las promesas para hacerse realidad y que la fama efímera no se les lleve por delante.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad