Hoy por Hoy CuencaHoy por Hoy Cuenca
Sociedad
Alcoholismo

Ayudar a otros para volver a vivir uno mismo, así es Alcohólicos Anónimos en Cuenca

Un grupo se reúne dos veces por semana en la capital y ofrece su ayuda a las personas que apuesten por dejar la adicción al alcohol

En Cuenca se reúne el grupo los martes y los jueves a las 19.00 h en los salones de la iglesia de Santa Ana. / Pixabay

Cuenca

El grupo conquense de Alcohólicos Anónimos se denomina Amanecer, tiene una veintena de miembros y se reúne dos veces a la semana, los martes y los jueves a las siete de la tarde en los salones de la iglesia de Santa Ana, en la avenida Virgen de las Angustias, 3, de la capital. Si están interesados en ponerse en contacto con ellos también pueden hacerlo en la página web de la organización o en los teléfonos 967 500 312 y 663 833 957. En Hoy por Hoy Cuenca hemos emitido un reportaje con testimonios personales de miembros de distintos grupos, ninguno de ellos de Cuenca, que nos han contado su historia con el objetivo de conocer cómo se puede superar la adicción con la ayuda de Alcohólicos Anónimos. Lo podéis escuchar a continuación:

Ayudar a otros para volver a vivir uno mismo, así es Alcohólicos Anónimos en Cuenca

21:37

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1643114277_616153/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

A pesar de que en los testimonios del reportaje sonoro hayan escuchado cómo se presentan, en realidad son anónimos. Sus nombres son ficticios y el relato que han compartido con nosotros nos lo han hecho llegar sin desvelar ningún dato que permita identificarlos, ni siquiera la ciudad a la que pertenecen. Todos son usuarios de los grupos de Alcohólicos Anónimos, la entidad de apoyo mutuo surgida en Estados Unidos en 1935 y que en España lleva funcionando desde la década de los cincuenta. Actualmente hay 616 grupos en todo el país, uno de ellos en Cuenca. Cuenca, junto a Albacete, conforman el área 23 de Alcohólicos Anónimos en España. El resto de provincias de Castilla-La Mancha, junto a Madrid, conforman el área 7.

Ayuda mutua

Alcohólicos anónimos es una comunidad de hombres y mujeres que comparten sus experiencias para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse. Desde los grupos no se hace seguimiento ni se vigilia si alguien bebe. Simplemente ayudan a que se ayuden a sí mismos.

El único requisito para entrar en Alcohólicos Anónimos es el deseo de dejar la bebida. Venga quien venga, si dice que es alcohólico y quiere dejar de beber, puede entrar. Puntualizan que no son una organización religiosa y que cada miembro puede tener y desarrollar sus ideas. Tampoco son una organización de carácter médico ni suministran fármacos ni dirigen hospitales o clínicas. Simplemente se presentan como un complemento al resto de servicios sociosanitarios que existen actualmente para afrontar esta enfermedad.

Los testimonios de los miembros demuestran que la superación es posible. / Pixabay

El anonimato como motivación

La forma de financiación de Alcohólicos Anónimos se realiza con las propias aportaciones de cada miembro. No aceptan dinero ajeno ni de administraciones públicas u organizaciones privadas. Después de cada reunión, cada miembro aporta la cantidad de dinero que estima oportuna. Se mete en una bolsa con la mano cerrada y se saca a abierta, nos dicen.

El principio de anonimato rige la organización desde sus inicios. No dan nombres. Y no porque tengan vergüenza de ser alcohólicos, recalcan, sino para motivar a otros a que busquen ayuda con ellos sin pretender ser héroes o heroínas.

La ayuda mutua es uno de los principios de Alcohólicos Anónimos. / Pixabay

Los Doce Pasos

El método que siguen los miembros de Alcohólicos Anónimos en todo el mundo se basa en Los Doce Pasos. Esta docena de principios van desde admitir, en primer lugar, su impotencia ante el alcohol, hacer sin miedo un inventario moral de sí mismos, pedir humildemente que se les libere de sus defectos, predisponerse a reparar los daños realizados a las personas ofendidas y tratar de llevar el mensaje a otras personas alcohólicas.

24 horas sin beber

El programa de recuperación de Alcohólicos Anónimos comienza con el compromiso de no tomar una primera copa, “si no se toma la primera copa, no se puede uno emborrachar”, argumentan, y se apoyan en el principio fundamental de no beber en las próximas 24 horas. “De mañana ya nos ocuparemos cuando llegue, e intentaremos hacer lo mismo". Además, recalcan que “no tiene demasiado sentido obsesionarse por el pasado, eso ya pasó".

El único requisito para entrar en Alcohólicos Anónimos es el deseo de dejar la bebida. / Pixabay

¿Necesito ayuda?

Algunas de las cuestiones que se plantean las personas que acaban dejando la bebida en Alcohólicos Anónimos son parecidas a estas. ¿Me he propuesto no beber durante más de una semana sin llegar a conseguirlo? ¿Me molesta que se hagan comentarios sobre mi forma de beber? ¿Me gustaría que dejaran de hablar de ello? ¿He cambiado marcas o clases de bebida para tratar de controlarme? ¿He necesitado alguna vez beber algo para comenzar la jornada? ¿Me gustaría ser como la gente que puede beber sin crearse problemas? ¿Tengo problemas en casa por mi forma de beber? ¿Sería mejor mi vida, si dejara de beber? Si usted cree que, en su caso, o en el caso de algún conocido, las repuestas afirmativas son mayoritarias, recuerde que en Cuenca se reúne un grupo de Alcohólicos Anónimos los martes y los jueves a las siete de la tarde en los salones de la parroquia de Santa Ana.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad