SER Deportivos ElcheSER Deportivos Elche
Fútbol

Francisco vuelve a dirigir al Elche tras superar el Covid

Todos los integrantes del primer equipo afectados por coronavirus ya están recuperados

Francisco en su vuelta a los entrenamientos tras superar el Covid / Sonia Arcos

Elche

El entrenador del Elche Club de Fútbol, Francisco Rodríguez, ha vuelto por fin a pie de campo tras perderse los últimos cuatro partidos oficiales de su equipo. El técnico almeriense ha dado negativo en coronavirus diez días después y ha retomado las riendas del equipo.

Su vuelta ha sido la gran novedad en la sesión que se ha celebrado en el Campo Municipal Díez Iborra tras el día libre de la primera plantilla. Además de Francisco, el preparador físico, Sergio Pardo, y los futbolistas Antonio Barragán y Omar Mascarell también han superado el Covid y se han reincorporado al grupo.

Un Francisco que se perdió por sanción los partidos ante Espanyol y Villerral en los que sumó los seis puntos el Elche, y por la pandemia tampoco estuvo en los encuentros de Copa y Liga ante el Real Madrid con una actuación muy destacada de los suyos. Los ilicitanos estuvieron muy cerca de tumbar al conjunto blanco en el torneo copero y en la Liga rozaron la victoria con ese 2-2 final.

En cuanto al mercado de invierno el defensa Josema Sánchez se ha convertido en la segunda salida del Elche tras el traspaso de Darío Benedetto a Boca Juniors. Josema se va cedido al Real Valladolid que tendrá que ejercer una opción de compra obligatoria en caso de ascender a Primera. El jugador murciano se reencontrará en el Club pucelano con Pacheta, con el que disfrutó de muchos minutos en el Elche.

Precisamente el lateral zurdo del Valladolid, Lucas Olaza, podría recalar en breve en el Elche también en calidad de cedido. El propietario del Club franjiverde, Christian Bragarnik, suele pedir en la negociación una opción de compra cuando llega cualquier futbolista a préstamo, pero en esta ocasión las elevadas pretensiones del Real Valladolid está dificultando la operación.

Mientras tanto, la afición ilicitana suspira porque acabe este plazo de fichajes y Lucas Boyé siga en el Elche. El argentino, de 25 años, es una de las piezas más codiciadas en el mercado y su cláusula liberatoria asciende a 25 millones de euros. La intención de Bragarnik es clara: no negociar con nadie. Barcelona, Sevilla y Atlético de Madrid ya han incluido en su agenda de futuribles al de San Gregorio.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad