Sociedad

Esta es la propuesta para la creación del Consejo Regulador de Viñedos de Álava

No exige exclusividad a los viticultores pero obliga a las bodegas a elaborar los vinos de "forma mayoritaria" con uva propia

Fiesta de la vendimia de la Rioja Alavesa en Lanciego. EFE/L. Rico / L. Rico (EFE)

Viñedos de Álava no exigirá exclusividad a sus viticultores y obligará a sus bodegueros a elaborar los vinos amparados "de forma mayoritaria" con uva propia. Así está contemplado en la propuesta de Reglamento para la creación del Consejo Regulador de la nueva Denominación de Origen Protegida impulsada en Rioja Alavesa y que está estudiando el Gobierno vasco.

Los promotores de la nueva denominación están a la espera de que el departamento de Desarrollo Económico autorice la Protección Nacional Transitoria que les permitirá lazar sus propios vinos con el etiquetado de la DOP Arabako Mahastiak - Viñedos de Álava y diferenciados por tanto de la DOC Rioja hasta que Bruselas resuelva este pulso.

El documento al que ha tenido acceso Cadena SER Euskadi no cierra la puerta a que los viticultores de Viñedos de Álava destinen parte de su producción "a otro nivel de protección", a diferencia del Consejo Regulador de la DOC RIOJA que se ha movido recientemente para que los viñedos amparados no puedan tener otro destino que la elaboración de los vinos de la propia DOC RIOJA, a fin de combatir la nueva marca impulsada en Rioja Alavesa.

La propuesta de reglamento también establece que las bodegas de Viñedos de Álava deberán elaborar sus vinos "de forma mayoritaria" con su propia uva o "las que puedan obtener mediante la compra de uva de parcelas vitícolas inscritas en el Registro de Viñedos de la DOP".

Además, precisa que "la compra de mosto o de vino elaborado para su embotellado y crianza o envejecimiento se limitará a un máximo del 25% de su producción". Solo aquellas cuyas instalaciones estén inscritas en la nueva DOP "podrán elaborar, almanecenar, evejecer, embotellar y etiquetar los vinos amparados" por esta denominación.

El futuro Consejo Regulador estará integrado por cinco viticultores y cinco bodegueros que designarán al presidente. Dichos vocales serán elegidos respectivamente entre los viticultores y bodegueros inscritos en los dos registros de Parcelas de Viñedo y de Instalaciones de Bodegas que regula la propuesta. El sistema de elección fija cinco cupos en función del tamaño de los productores y elaboradores con los que asegurar una representación proporcional de todos ellos. En el Consejo estarán representados el Gobierno vasco y la Diputación de Álava, con voz pero sin voto.

El máximo órgano de la DOP velará por el prestigio, fomento y promoción de los vinos, establecerá los rendimientos, los límites máximos de producción, el control de riego y la fecha límite de aclareo de racimos, calificará la añada, expedirá los certificados de origen y aprobará y controlará el uso de las etiquetas y contraetiquetas, entre otras funciones.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00