Sociedad

El Cristo para la Catedral Nueva de Vitoria, sin plazos: "Antonio López es un genio que se autoimpone mucha perfección"

"La base de la obra está ya casi terminada", dice la Asociación Raíces de Europa que está en contacto con el artista

El cristo crucificado del pintor Antonio López

Vitoria

El Cristo Crucificado de Antonio López para la Catedral Nueva de Vitoria quiere ser un hito artístico y religioso, pero se está enfrentando a múltiples problemas. Fundamentalmente, el de los plazos. De hecho, las instituciones públicas se han bajado de la iniciativa después de que el artista no entregara a tiempo la obra.

El plazo que se le había dado desde la Fundación Catedral Santa María -donde participan la Diputación de Álava, el Ayuntamiento de Vitoria y el Obispado- vencía el 27 de febrero pasado, pero la obra apenas era un esbozo y el artista no había solicitado una prórroga, así que las instituciones decidieron rescindir el contrato unos días después.

El encargo costaba alrededor de 120.000 euros sin contar el IVA. La factura para la Fundación Catedral Santa María ha sido finalmente de 7.025 euros, según consta en una respuesta parlamentaria a una pregunta de EH Bildu en las Juntas Generales de Álava. Un dinero gastado, entre otras cosas, en el asesoramiento jurídico para rescindir el contrato. "La Fundación Catedral Santa María no ha abonado cantidad alguna a Antonio López", explica la Diputación.

Dadas las circunstancias, el Obispado y la Asociación Cultural Raíces de Europa -que también participaba en el proyecto- han seguido adelante con la idea y ahora va a ser financiado con fondos privados. Raíces de Europa es la entidad que contactó inicialmente con Antonio López. "Nos ilusiona mucho que Antonio este trabajando en este proyecto y poder contar con un genio como él para materializar una obra de arte única", ha explicado en una entrevista en CADENA SER José Alipio Morejón, director de Raíces de Europa.

La Asociación cultural Raíces de Europa comenzó una "preciosa relación" con el pintor Antonio López en 2014 con motivo de su 10ª aniversario. El 27 de noviembre de 2015 Antonio recibió en Vitoria el Premio Raíces de Europa y la relación continuó con nuevas conversaciones y encuentros desembocando en la idea del Cristo Crucificado para Vitoria.

Una obra, sin plazos

La obra no tiene ningún plazo fijado para su ejecución y todavía no se sabe cuándo podrá verse la escultura en el altar de la Catedral. "No se puede poner una fecha porque Antonio López es un genio que ya se autoimpone mucha perfección y no se le puede poner esa carga a un artista".

El Cristo crucificado, en el que Antonio López ya está trabajando, medirá unos dos metros, una escala algo mayor que la humana. Todavía es pronto para saber más detalles de la obra pero Morejón ha asegurado que las cuatro pinturas de las que saldrá la escultura ya están muy avanzadas y que "la base del proyecto está ya casi terminada".

Para el proceso de creación, el artista ha utilizado los moldes de un joven para realizar la armadura de lo que será la escultura del Cristo. Una vez terminado y a partir de los dibujos del artista, se realizará una escultura que se pasará a madera y Antonio López finalmente lo pulirá y le dará color.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad