Sociedad

Un estudio defiende una alternativa al TAV sostenible y a mitad de coste

El estudio ha sido encargado por la Plataforma por un Tren Público y Social de Navarra, Álava y Burgos

La Plataforma por el Tren Público y Social de Navarra, Álava y Burgos

Vitoria

Un estudio encargado por la Plataforma por un Tren Público y Social de Navarra, Álava y Burgos ha demostrado que existe una alternativa real al Tren de Alta Velocidad proyectado en estas provincias por el Ministerio de Transportes que reduce prácticamente a la mitad la inversión y supone un impacto ambiental y social significativamente menor.

El estudio, elaborado por los ingenieros de caminos, canales y puertos Kimetz Munitxa, David Andrés Barandica e Ignacio Rubín Orozco y financiado con 16.000 euros por las aportaciones solidarias recogidas a través de diferentes vías, ha sido presentado este martes en Pamplona por tres de los representantes de la plataforma navarra: Julio Ariza, Nerea Viana y Juan Bataller.

El estudio, han informado, demuestra que es posible una alternativa al proyecto del ministerio con una reducción de costes de 1.954 millones de euros, lo que supone alrededor de un 45 % menos a costa de aumentar el tiempo del trayecto Burgos-Vitoria en 10 minutos y en 8 entre la capital alavesa y Pamplona, ambos con una estimación de 30 minutos con el TAV.

Con esta alternativa, han subrayado, se consigue además un impacto social y ambiental “significativamente menor” que a través de una obra completamente nueva, “evitando además la desinversión y la nueva basura ferroviaria resultante de ese abandono progresivo de las líneas actuales” que dan servicio a la población y mercancías a nivel regional.

Por ello han solicitado la “inmediata paralización de las obras que se están llevando a cabo y que no se licite ningún tramo nuevo”, así como que el Gobierno “lleve adelante la realización del estudio de adecuación y mejora de las vías actuales” poniendo en marcha la partida presupuestaria de 200.000 euros aprobada para estudiar alternativas de mejora del tren en este tramo.

A grandes rasgos, ha indicado Ariza, el estudio plantea la posibilidad de actuar sobre el trazado ferroviario ya existente consiguiendo “un tren competitivo y mucho más completo que el proyecto de alta velocidad”, ya que se destinaría también para el transporte de mercancías y estaría preparado para, en un futuro, poder pasar de forma sencilla al ancho de vía internacional.

El proyecto aumenta de forma importante la capacidad del trazado actual al crearse una vía doble y contempla velocidades máximas de 220 km/h en el grueso del recorrido pudiéndose alcanzar los 250 km/h en tramos favorables.

Apuesta asimismo por la reducción de impactos socioambientales del trayecto con medidas como el soterramiento de vías y estaciones, el alejamiento de infraestructuras ferroviarias de cursos fluviales o la construcción de pasos de fauna y falsos túneles.

Propone también la creación a lo largo de todo el recorrido, a una distancia máxima de 35 kilómetros, de diferentes puestos de adelantamiento y estacionamiento así como cargaderos con el objetivo de incentivar el transporte de mercancías a través del ferrocarril.

Según ha indicado Bataller, una vez finalizado el análisis de esta propuesta el siguiente paso será presentar los resultados a los partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales para “poder ir con toda esa fuerza al ministerio”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad