Sociedad

La pesca mató el año pasado 6.000 delfines en el Golfo de Bizkaia

El impacto de las capturas no deseadas por los barcos pesqueros es mayor de lo que puede soportar la especie, por lo que la UE estudia implantar nuevas vedas el año que viene

La pesca mata 6.000 delfines al año en el Golfo de Bizkaia

La pesca mata 6.000 delfines al año en el Golfo de Bizkaia

21:07

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1678015767525/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La Unión Europea sigue sumando restricciones a la pesca en el Atlántico, como el cierre de caladeros o la retirada de redes de arrastre. La última recomendación de Bruselas para evitar la pesca accidental de cetáceos pasa por una veda en el Cantábrico que afectaría a la emblemática costera del bonito. Desde Azti, aseguran que la veda afectaría solo a determinadas artes de pesca con redes y no a la tradicional pesca con cebo vivo que utiliza nuestra flota de bajura.

ICES, la entidad que reúne a 6.000 científicos de más de 700 institutos marinos ha calculado que las capturas incidentales de delfines en el Golfo de Bizkaia en 2022 por parte de los barcos de pesca supusieron la muerte de seis mil de estos cetáceos. Según explica el experto en gestión pesquera sostenible, Estanis Mugerza, en nuestro 'A Vivir que son dos días Euskadi', esa cifra sobrepasa el límite que garantiza una población sana y que los científicos han calculado en un tope de cinco mil muertes.

Nuevas vedas para 2024

Por eso, estos mismos científicos han recomendado una veda entre enero y marzo y también en verano del año que viene, en medio de la costera del bonito, lo que ha preocupado a la flota vasca ante el impacto que pueda suponer en una de las costeras estrellas del año.

Pero Mugerza explica que la recomendación sólo recoge la prohibición de pescar en esos períodos a las artes que utilizan redes, esto es, el arrastre (sobre todo las parejas), el cerco y todas las artes de enmalle. Sin embargo, se quedarían fuera la pesca con cebo vivo y el curricán ,que son las utilizadas por nuestra flota de bajura y que permiten hacerse con los bonitos uno a uno.

Cierre de 87 caladeros

Por lo demás, la flota de altura de Ondarroa está preocupada por las cada vez más exigentes restricciones que les llegan desde Europa. Los arrantzales aseguran que la deriva ecologista que está motivando estos recortes en la pesca pueden esconder algún interés oculto de otros sectores.

Con 18 barcos, la flota de altura de Ondarroa se enfrenta esta temporada al cierre de 87 caladeros reconvertidos ahora en zonas vulnerables y desde Bruselas se estudia también la recomendación de ir reduciendo paulatinamente el uso de las redes de arrastre. Según el portavoz de los Productores de Altura de Ondarroa, Kiko Marín, estas medidas ponen en jaque el futuro del sector y esconden intereses ocultos de sectores como la eólica marina o la minería por los que los arrantzales comienzan a convertirse en un estorbo.

Kiko Marín cree que la comisión europea de pesca está siendo muy parcial y ha confirmado que el sector pesquero ha recurrido ante los tribunales europeos ese reglamento sobre ecosistemas marinos vulnerables.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00