SER CiclistaSER Ciclista
Ocio y cultura

"Es como el gol de Ramos": Javier Mínguez explica la diferencia que existe entre ganar el Mundial y el Tour

El legendario director deportivo rememora algunos de sus mejores momentos como técnico, como la victoria de Alejandro Valverde en el Mundial

Javier Mínguez : "En el ciclismo de hoy hay más jefes que indios"

Javier Mínguez : "En el ciclismo de hoy hay más jefes que indios"

35:40

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1679655874742/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

SER Ciclista, el podcast de la Cadena SER dedicado a las dos ruedas tiene el honor de recibir a uno de los técnicos más carismáticos del ciclismo español. Javier Mínguez (Valdearcos de la Vega, Valladolid, 1.949) fue un discreto ciclista profesional que como técnico, al frente de equipos como BH, Amaya Seguros o Vitalicio Seguros, consiguió grandes éxitos en la época en la que el ciclismo en nuestro país alcanzaba audiencias millonarias. Como seleccionador, bajo su dirección técnica, España consiguió una medalla de oro, otra de plata y dos de bronce en los mundiales, con Alejandro Valverde y Joaquim Rodríguez.

Como todos nuestros invitados, Javier recuerda su mayor caída, "de joven, a los 16 años... de entrenamiento, se cayó uno delante e hice "el salto de la burra", por delante, por las orejas.... me rompí un poco la nariz, los dientes, poco grave...". Y considera que de las caídas se aprende, "siempre que te caes, vas a tener atención y precaución". Gran aficionado al fútbol, se dedicó al ciclismo porque "en el fútbol veía que los había mucho mejores que yo, y en bicicleta les ganaba...".

Carrera como Director Deportivo

Gabino Ereñozaga que también fue ciclista, ejerció como masajista en los equipos de Mínguez y recuerda que "tenía una visión especial para las carreras, no se la he visto a ningún otro director... y sigue teniendo una visión terrible". "Era mi amigo y confidente", responde Mínguez, "era el termómetro del equipo en la mesa de masaje, con los corredores, ha sido muy importante y seguimos esa gran amistad". Sobre esa cualidad del "olfato" para las carreras, afirma que "me ha gustado siempre ir a ver las carreras, infantiles, juveniles... Soy director porque iba a ver las carreras. Una vez hicieron un equipito en Valladolid... me invitaron a una y allí el dueño me dice, coge el coche, ¡casi, casi ganamos!, él vio algo que le llamó la atención, y eso cambió mi vida".

Se quita el mérito de ser el descubridor de Pedro Delgado, "yo no fui, cuando Pedro era juvenil apareció una persona de Valladolid que nos empezó a patrocinar, hicimos el equipo Moliner Vereco... era juvenil y debutó con nosotros como amateur. En profesionales iba a haber venido, pero se quedó en Reynolds. El descubridor de Delgado fue Ramón Chamorro Moliner, no Mínguez. En BH quería fichar por nosotros, se lo pedí al equipo y dijeron que no, que teníamos corredores muy buenos, y al año siguiente ganó el Tour, casualidades de la vida..".

El ganador de la Vuelta a España bajo su dirección, Alvaro Pino, le pide que recuerde "la táctica y estrategia de la etapa de Sierra Nevada de la Vuelta del 86, salió todo como lo habíamos planificado en la habitación". Y nuestro invitado comenta modesto, "te levantas por la mañana, tienes el conocimiento de 10 ó de 0 y le dije, de este a este sitio, si da el aire y ataca Millar, déjale marchar... le dejamos marchar, y luego le cogimos y salvamos la Vuelta, pero es un poco una locura que hay que medir, la medí, se salvó el día y ya está...".

La diferencia con la actualidad

Hace un paralelismo con el fútbol, deporte en el que es seguidor de Valladolid y Real Madrid, y considera que este último "es un deporte que está en un sitio, con once y el árbitro. Influyen factores, pero no que te de el aire de cara, la bajada no está mojada, pinchas, te caes... es un mundo completamente diferente". En torno a su trayectoria como técnico cree que "quizás en algún momento no pude tener lo que debería de haber tenido y lo tuvieron otros. He sido feliz, una vida, una pasión, y no tengo recuerdos o añoranzas. Te acuerdas más de lo bueno que de lo malo". En su trabajo como técnico, "tenía que buscar el patrocinador, hablar con el jefe, con los corredores, hacer los fichajes... ahora hay una manager, cinco directores, cinco preparadores... el que mandaba en el equipo era yo, porque me jugaba mi pan. Ahora hay una sociedad que administra el equipo... y el director tiene unos condicionantes. Como me dijo Mendilibar (actual entrenador del Sevilla), "aquí hay más jefes que indios, Mínguez". "Una estructura donde hay 25 corredores y 5 directores no es una familia... es una empresa multinacional".

Recuerda sobre Miguel Induráin "verle desde otros equipos como si fuera Superman, ves lo que dentro no se ve... he estado en Banesto dos años, y ver que es humano... ". Confiesa que en la selección "me di cuenta de que perdía el tiempo en cambiar sistemas, " así que solo ponía una condición, "el Domingo mando yo, y el que quiera venir conmigo, vendrá, y el que no... no vuelve". En ese rol de seleccionador pasa de puntillas sobre la polémica Purito-Valverde, "son pasajes de la vida, borras lo malo y te quedas con lo bueno y punto final. Las situaciones... en el momento te enciendes, pero cuando pasa el tiempo te serenas y lo ves como ha sido en la realidad del momento".

¡A la piscina!

La periodista Ainara Hernando le pide que recuerde el Mundial de Innsbruck, y la piscina del hotel en la celebración del oro de Valverde. Mínguez recuerda con gracia que el flamante oro "tenía miedo de que le tiraran a la piscina, y me tuvieron que tirar, fue una fiesta muy bonita... empezó Castroviejo y ¡todos a la piscina!.

Más información

Mundial y Tour

Ha ganado un mundial y un Tour con Induráin y admite que las sensaciones son distintas, "no tiene nada que ver, yo llegué a Banesto por circunstancias y era segundo... el Tour es lo máximo, pero la explosión de la victoria en el momento del mundial es diferente al Tour". De la ronda gala considera que "es como un miura, embiste cada día sin conocimiento, y no respeta a nadie, incluido el líder". Afirma que en la edición de este año "hay dos corredores que están por encima de los demás, Pogačar y Vingegaard. Pogačar mete más miedo, pero el Tour hay que correrlo, son superiores a los demás". Sobre el esloveno nos dice que "el que de joven explosiona tan pronto no creo que dure 10 años en la elite, al que le cuesta más, tarda más y durará más".

Afirma que en la época de los "petrodólares" en el deporte, "el dinero es bueno y es malo, al que los tiene le ha tocado la Bonoloto, la Primitiva y el Euromillón juntos y el no lo tiene va a padecer para toda la vida", aunque recuerda que "Jumbo el año pasado ganó un Tour y no es petrodólares".

Gabino Ereñozaga repasa de nuevo su trayectoria junto a Mínguez, "ni una palabra fuera de lo normal, nos hemos respetado y éramos amigos", lo que da pie al vallisoletano para comentar que "el director no puede ser amigo del corredor, puede tener amistad, cariño... pero tienes que saber mandar, tiene que haber una complicidad, pero la competición es la competición".

Igor González de Galdeano también elogia a nuestro invitado, "es el director que más clara tenía la carrera en su cabeza". Y José María López, protagonista del episodio anterior, recuerda de nuevo la anécdota de cuándo acompañó a ambos al podium de la Vuelta a recibir el maillot de líder. "Ya en el hotel, nos dicen que vayamos para recoger el maillot, fue una locura, le mando un saludo", rememora.

SER Ciclista

Los años 90 fueron escenario de la guerra de medios encabezados por José María García y Jose Ramón de la Morena, y Mínguez no rehúye el recuerdo de esa época, "dos líderes de la radio, el primero que empezó fue García que ponía las emisoras (en los vehículos de los directores deportivos de los equipos), y solo podías llevar una, y luego hubo la guerra de García contra Reynolds... García le dio vida a la Vuelta a España, y la guerra con de la Morena, al ciclismo. ¡Ojalá tuviésemos eso hoy!", concluye.

Para finalizar, el periodista de la Cadena SER José Ignacio Tornadijo le tienta preguntándole si le haría ilusión ser entrenador del Valladolid, a los que apostilla "me hubiese gustado hacer una carrera en el fútbol., pero no me puedo quejar".

José Ignacio Tornadijo, en la final de la Europa League , Atlético-Athletic en Bucarest

José Ignacio Tornadijo, en la final de la Europa League , Atlético-Athletic en Bucarest

SER Ciclista, es el podcast de la Cadena SER sobre el mundo de la bici, con Nerea Sáenz de Lafuente, y el patrocinio de Vibike y Suitdelux, la tienda de descanso especializada en productos para deportistas.

Nerea Sáenz de Lafuente

Nerea Sáenz de Lafuente

Técnico de sonido, locutora de musicales, producción publicitaria, banco de Voces, conductora, editora...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00