Sociedad

Gorka Ortiz de Urbina se despide después de 20 años como Celedón

Gorka realizó el pasado 4 de agosto su vigésima aparición como Celedón igualando la marca del Iñaki Landa

GRAFCAV1836. VITORIA, 02/08/2023.-La alcaldesa de Vitoria, Maider Etxebarria (d), y Gorka Ortiz de Urbina, que representa a Celedón en el comienzo de las fiestas de La Blanca desde hace veinte años, durante la entrega por parte de la primera de los símbolos que portará en su última bajada el próximo viernes, el paraguas y la bota de vino. EFE/David Aguilar / David Aguilar (EFE)

El pasado 4 de agosto fue el último día en el que Gorka Ortiz de Urbina cruzó la Plaza de la Virgen Blanca dirijiéndose a todos los vitorianos desde la balconada de San Miguel y anunciando el inicio de las Fiestas de La Blanca. Gorka realizó su vigésima aparición como Celedón igualando la marca del Iñaki Landa, que lo denomina como "su padre".

Una última bajada en la que estuvo acompañado de los 25 blusas pioneros que le protegieron en 2007 junto a Iñaki Landa y en su primera aparición en 2001. Ortiz de Urbina no se plantea superar a su predecesor al igual que Landa hizo con el primer Celedón, José Luis Isasi, y deja abierta la puerta a un o una nueva aspirante.

De Bereziak a la Balconada

Tras 15 años en la cuadrilla de Bereziak, Gorka recibió la llamada en 2001 de Iñaki Pérez de San Vicente, presidente de la Comisión de Blusas en aquel momento. Le ofreció ser el sucesor de Iñaki Landa, pero Gorka, como ya nos contó en el Hoy por Hoy, propuso dos condiciones: "Pedí hablar con Yoli, entonces mi novia, y hablar con Iñaki Landa para saber cómo era aquello". A partir del 4 de agosto del 2001, Ortiz de Urbina explica que "Para mí ser Celedón ha sido todo; ha supuesto pasar de ser alguien normal, 'arrunta', a ser conocido". Reconoce que los niños le siguen mirando como si fuera "uno de los reyes magos".

Una vida condicionada por los 23 años como Celedón, pero que le regaló grandes momento como el 50 aniversario de 2007. Ese 4 de agosto Gorka Ortiz de Urbina cruzó entre la multitud acompañado de su predecesor Iñaki Landa. Una bajada muy emotiva en la que fue recordado José Luis Isasi, ausente por una grave enfermedad.

A pesar de que Gorka siempre ha considerado un privilegio representar a todos los vitorianos, reconoció que cruzar la plaza de la Virgen Blanca en 2014 fue uno de sus momentos más duros. El intento de robo de la 'txapela' y el lanzamiento de harina y yeso provocó que el paseíllo se le hiciera "muy largo". Un mal trago que no acabó ahí porque se mostró también muy enfadado con la cantidad de gente que había en la balconada. El alcalde en aquel momento, Javier Maroto, advirtió que "Celedón no tiene que jugarse su integridad física cuando cruza la plaza".

Celedón de Oro

Todos estos momentos, tanto buenos como malos, no pudo celebrarlos en las Fiestas de La Blanca de 2020 y 2021 debido a la pandemia. El virus vació la Plaza de la Virgen Blanca durante dos años y se llevó a muchas personas que Gorka recordó en su vuelta en 2022. "Por todos los que no pueden estar aquí y por unas fiestas seguras para las 'neskas'", recordaba Ortiz de Urbina en un año marcado por los pinchazos.

Una trayectoria de 23 años que no acabará con el final de las fiestas el 9 de agosto. Ortiz de Urbina tendrá que alargar su papel como Celedón hasta el 27 de septiembre cuando sea premiado como Celedón de Oro 2022 junto a Elisa Rueda. "Pensaba que el 4 de agosto iba a ser mi despedida, pero el 27 de septiembre tocará salir otra vez representando a esta gran figura", apuntó Gorka tras conocer que iba a ser galardonado. Un premio que reconoce 23 años de sacrificio y cariño por todos los vitorianos.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00