Sociedad

'Click&collect', la fórmula para hacer la compra con menor impacto medioambiental

Según el estudio vasco 'Foodelivery', realizar el pedido online y acudir a recogerlo andando conlleva una reducción de 16,3 gramos de CO2 por cada kilogramo de compra

Olga Martin, directora de Aclima: "Con la compra online se disminuyen 25 gramos de CO2"

Olga Martin, directora de Aclima: "Con la compra online se disminuyen 25 gramos de CO2"

00:25

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1694190650460/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Pedir la compra por internet e ir a recogerla a un punto al que se pueda acceder caminado es la opción con menor impacto ambiental junto con el comercio local.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio "Foodelivery", el primero en Euskadi que analiza la repercusión en el medio ambiente de las distintas modalidades de compra de alimentación que ha sido realizado por los clústers vascos de Alimentación (Basque Food Cluster), Medio Ambiente (Aclima) y Movilidad y Logística (MLC-ITS Euskadi), con el apoyo de la Diputación de Gipuzkoa.

El estudio ha sido presentado en el Mercado San Martín de San Sebastián por el diputado foral de Equilibrio Territorial Verde, Xabier Arruti; el director general del Basque Food Cluster, Jon Ander Egaña; la directora general de Aclima, Olga Martín, y el director general del Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi, Fernando Zubillaga.

Desarrollada en Gipuzkoa, la investigación ha analizado las compras en hipermercado, supermercado, tienda tradicional de barrio e internet y ha tenido en cuenta el tipo de desplazamiento, la forma de llevar la compra hasta el domicilio así como el empaquetado y las bolsas empleadas para el transporte, han informado las entidades responsables del estudio en un comunicado.

Realizar el pedido vía internet y acudir a recogerlo andando conlleva una emisión de equivalente a 16,3 gramos de CO2 por cada kilogramo de compra.

Esta modalidad exige un menor consumo derivado de la climatización e iluminación de la tienda, ya que la persona que prepara el pedido lo hace en menos tiempo que una persona que se desplaza a la tienda, por lo que los costes energéticos son inferiores.

Además el empaquetado empleado para el transporte y distribución de la compra tiene una huella de carbono inferior al 3%.

El estudio ha concluido también que el 50 % de los consumidores estaría dispuesto a cambiar sus hábitos si supiera el impacto de sus actos.

Este estudio es un "primer paso" para poder contar con mediciones que permitan adoptar medidas concretas con las que reducir el impacto ambiental de las compras de alimentación, ha indicado el director general del Basque Food Cluster, Jon Ander Egaña.

Desde el Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi, Fernando Zubillaga, se ha comprometido a trabajar de manera conjunta con las empresas de alimentación para minimizar el impacto.

El diputado de Equilibrio Territorial Verde, Xabier Arruti, ha recordado que Gipuzkoa dio en 2020 sus primeros pasos con la iniciativa Gipuzkoa Deep Demonstration de la mano de Climate Kic y diferentes agentes del territorio.

Como primera medida, una vez conocidos los datos, está previsto poner en marcha una campaña de concienciación en las taquillas del mercado de San Martín que recorrerá también el centro de Donostia en un bicicarro para difundir entre la ciudadanía la importancia de los gestos cotidianos

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00