Sociedad

Historia de la Iglesia de San Francisco de Asís de Vitoria que acogerá el Memorial del 3 de Marzo

El templo del barrio de Zaramaga forma parte de la actual exposición de la colección permanente del Museo Artium

Enrique Martínez Goikoetxea sobre la colección "Bilduma Hau" del Museo Artium de Vitoria que inlcuye documentación de la Iglesia de San Francisco de Asis

Enrique Martínez Goikoetxea sobre la colección "Bilduma Hau" del Museo Artium de Vitoria que inlcuye documentación de la Iglesia de San Francisco de Asis

15:25

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1708539824430/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Vitoria-Gasteiz

La Iglesia de San Francisco de Asis, donde la Policía asesinó a cinco trabajadores el 3 de marzo de 1976 y que acogerá el Memorial del 3 de Marzo es una de las protagonistas de la colección permanente del Museo Artium de Vitoria, "Bilduma Hau Colección. Movimientos elementales". Esta recoge la memoria del proyecto de la iglesia, una colección de imágenes de Koldo Larrañaga, sacerdote de la iglesia, tomadas el día después de los sucesos del 3 de marzo y varios planos cedidos por el estudio arquitectónico de Peña Ganchegui.

Contexto social

El edificio se levanta entre los años 1968 y 1971 y está contextualizado en una época en la que los movimientos culturales y artísticos confluyen con los movimientos sociales y las reivindicaciones laborales del momento. Vitoria experimentó, en los años 50, un incremento significativo en su población, que pasó de 50.000 habitantes a 196.000 en 30 años. Asimismo, aumentó el número de viviendas censadas, de 11.000 a 60.000. "En ese desarrollo demográfico hubo varios planes urbanísticos en los que se incluyó la construcción de recintos para dotar a la Iglesia de edificios y estos, por sus características, tienen una importancia especial dentro del movimiento de la arquitectura moderna en este país", explica el conservador de la colección, Enrique Martínez Goikoetxea.

Exposición "Bilduma Hau" del Museo Artium de Vitoria / Nuria González

Con la renovación de la Iglesia y el Concilio Vaticano II, se buscó vincular la fe católica con los movimientos sociales y con el pueblo. En esa búsqueda se levantaron edificios que respondiesen a esas necesidades y lugares amplios y abiertos donde pudiera reunirse la gente. "Además, los movimientos sociales y la situación política en aquel momento hacían que estos lugares fueran de los pocos espacios con los que contaba la gente para reunirse para sus asambleas laborales o para otros proyectos culturales", asegura Martínez.

Inspirada en la Plaza de España de Vitoria

En el caso de la Iglesia de San Francisco de Asis, el arquitecto Luis Peña Ganchegui tomó como referencia la Plaza Nueva de Vitoria. "La iglesia toma esta forma cuadrangular, un espacio diáfano en su centro y con una diagonal perfecta entre la zona de entrada y lo que sería la zona del altar", explica el conservador. Y los pórticos, donde se sitúan los negocios y tiendas de la Plaza de España se traducen en la iglesia "en espacios que pretendían ser las zonas de educación donde se colocaron una serie de gradas", explica Martínez.

Otra de las características de esta y otras iglesias de la época es la falta de ornamentación. "Se entendía que la propia iglesia debía mostrar su carácter constructivo y sus elementos formales", explica Martínez. Por ende, el acero de las vigas o el hormigón quedan al descubierto y dotan al edificio de un "carácter brutalista".

Asimismo, Peña Ganchegui quiso que la iluminación jugara un papel simbólico en el edificio. Para ello, creo un "sistema tamizado desde el exterior hacia el interior donde los elementos del altar y el coro quedan suspendidos en el espacio de la sala". Todos estos elementos contribuyen a la búsqueda de "una limpieza, un espacio limpio, puro y verdadero, de lo que se entendía en la arquitectura moderna de aquel tiempo", explica el conservador.

La iglesia se desacralizó en 2014 y desde entonces la actividad ha sido mínima. Se ha convertido en un espacio de exposición de belenes. 3 de marzo de 1976

Imagen original de la Parroquia de San Francisco de Asís en el barrio de Zaramaga en Vitoria sin los muros de hormigón que se pusieron posteriormente / Iker Armentia Ortiz de Zárate

Documentación de los sucesos del 3 de marzo de 1976

El 3 de marzo de 1976, después de varios meses de huelgas y tras una asamblea que se celebró en la Iglesia de San Francisco de Asis, cinco personas fueron asesinadas y más de cien resultaron heridas, muchas de ellos por heridas de bala. Algunos de los agujeros de las balas se pueden apreciar aún a día de hoy en el edificio.

La exposición cuenta con un reportaje fotográfico de Koldo Larrañaga sobre estos sucesos. El sacerdote de la iglesia estaba involucrado en los movimientos sociales de la época, la defensa del euskera y la educación. Había participado en la asamblea celebrada el 3 de marzo y se acercó al recinto al día siguiente para documentar restos y evidencias de lo sucedido.

Fotografía de Koldo Larrañaga tomada el 4 de marzo de 1976 / Martxoak 3 elkartea

Miguel Montes y Carlos Cabre también documentaron lo sucedido a través de una película sobre las manifestaciones y la memoria que quedó en la ciudad a partir de aquellos sucesos. La película estuvo perdida durante 40 años y en 2017, Carles Cabré, uno de los autores, la restauró y donó a la Asociación de Víctimas del 3 de Marzo. Se trata de uno de los documentos que pueden visitarse en el Museo Artium, al igual que varios planos de la Iglesia de San Francisco de Asis, cedidos por el estudio de Pena Ganchegui.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00