Sociedad

Mohammed Hatit, víctima de un accidente laboral sin el respaldo de su empresa

El empelado sufrió un accidente laboral que presenta varias irregularidades en su proceso, como un despido estando hospitalizado

Mohammed Hatit, víctima de un accidente laboral sin el respaldo de su empresa

Mohammed Hatit, víctima de un accidente laboral sin el respaldo de su empresa

02:07

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1720343933118/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Bidezabal, Getxo. Cinco de octubre del año 2022. Mohammed Hatit trabaja en una obra. En un momento dado, ayuda a cargar el contenedor de obra al camión indicando al camionero, que se encuentra en la cabina. Inesperadamente, la suspensión del contenedor por la grúa lo desplaza hacia atrás, hacia Mohammed. Por ello, este queda atrapado entre el contenedor y la pared, aplastado a la altura de la cadera, y el conductor, sin darse cuenta, sin escuchar los gritos de Hatit, continúa moviéndolo. Mohammed queda aún más aplastado por el contenedor, entre gritos y sangre.

Es ahí cuando el conductor se da cuenta y desplaza el contenedor dejándole libre a Mohammed, que queda tendido en el suelo retorcido de dolor. Pide una ambulancia pero nadie llama. El conductor del camión, un autónomo subcontratado por Construcciones Loizaga, le manda levantarse, que no tiene "nada". Hasta aquí la primera irregularidad del caso, nadie llama al 112. Es Mohammed quien tiene que llamar por una ambulancia. Se persona la policía pero no levanta un atestado que determine los vehículos y personas implicadas en este accidente a pesar de la "gravedad" del mismo, según considera el sindicato ELA. Osalan no aparece en escena.

Debido al accidente, el trabajador es trasladado al hospital de Cruces donde es tratado de urgencia de sus lesiones más graves. Después, aunque Hatit sigue herido, es derivado por FREMAP, la mutua colaboradora con la Seguridad Social, a la Intermutual, donde se derivan los accidentes que se espera que se alarguen en el tiempo. Está ingresado en este lugar hasta junio del año 2023 y, en ese transcurso, se produce otra irregularidad: su hermana es engañada y firma 'unos papeles' para tramitar la estancia de Hatit en el hospital. Está firmando el despido de Mohammed, a quien no se le notifica el despido, lo que hace que quede ingresado en el hospital y sin prestación de desempleo al no haber cotizado lo suficiente. La mutua, asimismo, le da el alta médica y deja de percibir la prestación por incapacidad temporal.

Mohammed Hatit acude a ELA, desde donde se moviliza a su asesoría jurídica que consigue anular el alta médica, por lo que continúa cobrando la prestación de incapacidad temporal e ingresado en el hospital. Ainhoa Ordorika es la letrada de ELA y considera que el caso es "anómalo desde el principio". "La empresa te puede despedir siempre, otra cosa es que puedas reclamar frente a ese despido" aclara Ordorika, que especifica que son 20 los días para impugnar el despido. A través de un proceso judicial, Mohammed consigue alcanzar un acuerdo con la empresa. Ahora bien, la mutua sigue sin pronunciarse. Ainhoa Ordorika solo ha conseguido, en estos dos años que han pasado, hablar con la asesoría jurídica de la empresa.

Meses después, Mohammed Hatit recibe otro alta médica que se vuelve a reclamar debido a que Hatit queda en silla de ruedas, con grandes dolores y no puede trabajar ni apenas moverse. La mutua desestima la reclamación pero es la Seguridad Social la que, de nuevo, anula la baja.

A día de hoy, Mohammed se encuentra en una prórroga de seis meses que ha recibido tras los 18 primeros de baja médica, a la espera de pasar por un tribunal médico. El acuerdo al que llegó con la empresa incluyó una indemnización por los sueldos no percibidos y las cotizaciones. Además, se está tramitando la solicitud de un recargo de prestaciones por falta de medidas de seguridad. Esto implica que la Seguridad Social le pueda otorgar un recargo de prestaciones, un incremento de entre un 30% y 50% a las prestaciones de la baja, por la falta de medidas de seguridad de la empresa.

Por ello, la Inspección de Trabajo está en curso de realizar el informe que le ha pedido la Seguridad Social antes de tomar una decisión. Ahora bien, el afectado de todo esto, Mohammed Hatit, continúa en silla de ruedas. Apenas puede moverse y se le ha reconocido una incapacidad del 45%. Los dolores no han cesado y está sin trabajo, en un hogar no adaptado a su nueva condición y depende de su hermana.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00