Hora 14 VigoHora 14 Vigo
Sociedad

Terras Gauda apuesta por la inteligencia artificial y la robótica para modernizar sus viñedos y hacerlos más sostenibles

El proyecto FlexiGlobots c uenta con el apoyo de la Universidad holandesa de Wageningen, el CSIC y Seresco

También la inteligencia artificial, la robótica y el big data llegan a los viñedos. En este caso a Terras Gauda a través del proyecto FlexiGlobots. Un proyecto piloto de cooperación internacional que lleva más de dos años en funcionamiento y que permite reducir costes, personal y tiempos y mejora la calidad de la UVA, como explicaba Emilio Rodríguez, el director enológico de Terras Gauda.

¿Cómo se hace? A través de una cadena inteligente y ágil de recogida de datos. Primero con drones que detectan las posibles enfermedades de la uva, lo hacen con inteligencia artificial y con una visión superior a la humana. Esto permite detectar enfermedades con meses de anticipación.

El siguiente paso es trasladar esta información a vehículos autónomos que captan imágenes de precisión y hace un mapa de riesgos. Otros de estos vehículos robotizados aplican el tratamiento

En paralelo, también robots para ayudar en la propia vendimia, para desplazar esas cajas de 20 kilos que hasta ahora debían desplazar los operarios.

De momento un proyecto piloto realidad en Terras Gauda pero que los socios de este consorcio internacional que lo ha hecho posible creen que podrá ser una realidad en forma de servicio a bodegas en unos dos años y a un coste asumible.

FlexiGrobots es un programa europeo de robótica que ha llevado a cabo durante dos años y medio en el marco del programa Horizon 2020. La bodega, que tiene como objetivo generar impacto positivo en el entorno, desplegará en el viñedo robots terrestres y drones con diferentes funciones.

Se trata de mostrar cómo todos los datos recabados durante el proyecto internacional han permitido desarrollar algoritmos, con los que se han generado mapas de riesgo de enfermedades en las cepas y los racimos. En las zonas identificadas trabajan los robots de inspección, dotados con visión artificial, que proporcionan información inmediata y georreferenciada de las zonas concretas en las que tienen que actuar los robots configurados para el tratamiento. Esto permite aplicar de forma precisa los tratamientos necesarios en el viñedo, minimizando el impacto medioambiental.

Los datos se integran y registran en la aplicación web CULTIVA, que permite visualizar y disponer, en una única plataforma, de información muy valiosa, incluyendo la que aportan las cámaras multiespectrales de los drones que facilitan la inspección remota de cepas y racimos en tiempo real y hacer el seguimiento del trabajo de los robots.

Apoyar al equipo humano durante la recogida de la cosecha, que los vendimiadores realizan de forma manual, es otro de los objetivos de este proyecto. Los robots se encargan de las tareas más arduas, cargando las cajas de uva y trasladándolas a la bodega, lo que, a su vez, redunda de forma positiva en acortar los tiempos.

Con la innovación como aliada y referente en I+D+i para diferenciar sus vinos, Terras Gauda está centrada en impulsar la sostenibilidad, reducir su huella medioambiental, hacer frente a los efectos del cambio climático y mejorar la eficacia de todos los procesos incorporando los últimos avances tecnológicos, que sirvan de complemento a la labor que desempeña su equipo humano.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00