Hoy por Hoy VigoHoy por Hoy Vigo
Sociedad
Celta

El final de Liga y el goal average

El Celta tiene un punto extra en juego con Cádiz y Rayo por la diferencia de goles general

SEVILLA. 12/04/2024. - El delantero francés del Celta de Vigo, Jonathan Bamba (c), disputa el balón ante los jugadores del Betis, Héctor Bellerín (i) e Isco, durante el partido de liga perteneciente a la jornada 31 que se ha disputado esta tarde en el estadio Benito Villamarín de Sevilla. EFE/ Raúl Caro. / RAÚL CARO (EFE)

Minuto 82 del Betis-Celta. Un equipo celeste bastante negado de cara al gol y con espesor a la hora de crear ocasiones, perdía 1-0 contra un Betis que buscaba retener el balón con sus dos genios llamados Fekir e Isco. Pellegrini se conformaba con aguantar un escenario de escasa agresión del Celta, defender con la pelota y buscar alguna contra. Con el Celta a tiro de un gol, cualquier descuido podría resultar caro para los béticos. Pero los de Giráldez apenas generaban y eso daba tranquilidad a los verdiblancos. En el minuto 83, recuperar Isco y mete un pase al espacio a Fekir que marca el 2-0. El Celta se descosía atrás y, después del 2-0, bajó los brazos y encajó el golpe con dificultad. Casi cerró la persiana. Bueno, todo el Celta no. Iago Aspas volvió a pedirla, a intentar generar y a buscar la portería rival. Con un equipo yermo, bajó su posición y empezó a filtrar pases buscando a los delanteros. Puede parecer una tontería pero la experiencia le dice a Iago Aspas que cada victoria cuenta, cada punto también y, en el caso de la pelea por la permanencia, cada gol también influye. Por eso Aspas empezó a meter un pase imposible a Allende que no remata en el área pequeña. Otro a Larsen para dejarle solo en la frontal; otro magistral a Mingueza que no aprovechó, hasta que llegó el pase de gol a Allende. Un balón brutal que el Celta marcó a la segunda. Se puso 2-1 y la derrota era menos dolorosa en la lucha por el goal average general con Cádiz y Rayo. Curiosamente el Celta tiene que batirse en el general por el punto extra con el rival que tiene por debajo y con el que tiene por arriba. Tendrá que jugárselo con el Alavés (0-0 en la ida), lo tiene perdido con el Mallorca y ganado con el Sevilla.

Lo que puede parecer una tontería es algo importantísimo y Aspas, que es un estudioso del fútbol, lo sabe. De ahí que, aunque remontar un 2-0 sea un imposible en 7 minutos más el añadido, el primer paso era minimizar los goles en contra. Y a eso se puso. El Celta generó en el final del partido más llegada al área que en los 82 restantes. Y el gol llegó en el 91. Una vez acortadas las diferencias sí que el equipo se activó pensando en que el empate era posible. Y casi lo fue con el tiro de Carles Pérez en el 94.

Con el Celta perdiendo 3-0 en Leganés y con diez jugadores, el Celta había bajado los brazos porque veía una misión imposible. Pero Aspas tiró del equipo y casi obra el milagro. El Celta perdió 3-2 después de meter dos goles en inferioridad numérica. Goles que fueron decisivos porque el Celta ganó 1-0 en Balaídos en el partido de vuelta. Los celestes tenían mejor diferencial de goles general y eso le sirvió para depender de sí mismos en la última jornada. El Leganés tenía que mejorar el resultado del Celta, no lo hicieron y acabaron bajando a segunda.

Lo mismo sucedió el pasado año. El Celta caía con estrépito en el José Zorrilla por 4-1 en la primera vuelta. Un resultado que podría parecer intrascendente porque “quedaba mucha Liga”. Pero, con el paso de las jornadas, todo apuntaba a que Celta y Valladolid tenían muchas papeletas para jugarse el descenso entre ellos y, a lo mejor, con algún invitado más. Y así fue. De ahí que el partido de vuelta el Celta se lo tomase como una eliminatoria de UEFA o de Copa del Rey. Aspas lideró ese cambio de chip. No valía ganar. Había que ganar y después intentar hacerlo por tres goles o más. Y los de Carvalhal consiguieron vencer por 3-0 empatando la diferencia de goles de la ida. Se pasaba a la revisión del diferencial general de goles para el punto extra y el Celta lo tenía mejor.

Ahora el Celta tiene un colchón de 7 goles con el Cádiz y está empatado con el Rayo Vallecano. De ahí que Aspas lo sepa y Aspas apretase el otro día para que el equipo no se descosieron como en el Bernabéu. Ganar es lo más importante. Sacar un punto, la teoría de Íñigo Pérez en el Rayo, es también la segunda de las mejores opciones. La tercera es no tirar por la borda tu diferencial de goles. Iago lo sabe y Iago tiró del equipo en el Villamarín.

A veces pasa como si la cosa no fuese con algunos jugadores, como si no se jugasen varios partidos dentro de cada partido. Estamos en la recta final. Cada victoria cuenta. Cada punto también. Incluso cada gol.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00