Economía y negocios

La “plaga del tigre” pone la puntilla a la cosecha de almendra en el Altiplano

La plaga afecta a las cosecha de este y el próximo año

La directora general de Agricultura, Industria Alimentaria y Cooperativismo junto al presidente de COAG Jumilla y la propietaria de la finca en Jumilla / José García

Yecla

En torno a unas 30.000 hectáreas de almendro, afectando a un 50 % de la producción de este fruto, se calcula se verán afectadas este año en la zona del Altiplano, por la conocida como 'plaga del tigre', un tipo de chinche que, en su ataque, si es muy intenso como ha sido el caso, puede llegar a producir defoliaciones, debilitar el árbol y afectar negativamente a la producción. Así lo explico la directora general de Agricultura, Industria Alimentaria y Cooperativismo, Remedios García, en su visita a la finca Viña Elena de Jumilla, donde remarcó que "el objetivo es hacer un plan de actuación para que todos los agricultores actúen de manera coordinada e intentar disminuir los daños de la plaga. El problema es que hay muchas parcelas en cultivo convencional que no tienen un tratamiento eficaz para luchar contra esta plaga”. La directora explicó que “se está cultivando de manera ecológica y sostenible pero no tenemos herramientas para luchar contra las plagas y esta no afecta tanto al convencional, porque tienen muchos más productos para combatirla, pero no ocurre lo mismo en parcelas donde conviven convencional con ecológico. Ahí tienen que hacer muchísimos tratamientos y con los precios a los que están los productos fitosanitarios se hace todo más complicado”.

El presidente de COAG en Jumilla, Pedro García, ha explicado que esta plaga afecta a la cosecha de este y el próximo año. A pesar de los esfuerzos de los agricultores, con unos gastos desorbitados en productos para el tratamiento de la plaga, el resultado solamente ha sido eficaz para quince días. El problema es que hay agricultores que no hacen tratamientos y por tanto los esfuerzos son baldíos por lo que reclamó el trabajo coordinado bajo la supervisión de un técnico que marque las pautas a seguir por todos los productores de almendra.

Es pronto para valorar las perdidas, ha matizado García, pero ya se estima que en secano hay plantaciones que tienen ya en torno a un 30% de cosecha nula, todo teniendo en cuenta que en las heladas tan severas de meses pasados ya se perdió sobre el 70% de la producción y ahora con la plaga se puede perder el resto o a lo sumo cosechar sobre un 10 %.

Antonio Carrión de UPA coincide en la lucha conjunta para evitar que se llegue al abandono de las parcelas. El chinche ataca al sistema del árbol a través de la hoja que es por donde hace la fotosíntesis por lo que puede llegar a secar el almendro. Preocupa el futuro, por lo que espera que la administración se vuelque con los productores.

Javier Martínez, presidente de ASAJA, ha señalado que desde la consejería se debería hacer un plan de choque de cara al próximo año porque esta cosecha ya está a punto de ser recolectada con los daños ya hechos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad