SER Deportivos Región de Murcia
Fútbol

De los puñales a los abrazos en la Junta del Real Murcia

Francisco Tornel y Agustín Ramos firman la paz en la Junta de Accionistas del Real Murcia / Radio Murcia

Podcast de la Junta de Accionistas 30/11/2022

32:01

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669810120296/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Más información

Murcia

La Junta de Accionistas del Real Murcia se ha celebrado este martes ya que se ha cumplido con el quorum necesario. Además del capital de Agustín Ramos y el K-Business, también están presentes el del expresidente Francisco Tornel, Paco García de Prevemur, Higinio Pérez Mateos, así como el de Enrique Roca (representado por su abogado Francisco José Pérez) y el de Iconos Nacionales, empresa de Mauricio García de la Vega, de la que Felipe Moreno tiene una opción de compra, y representada por su abogado, Alfonso León.

El capital social del club alcanzado en esta primera convocatoria ha sido 2.602.447,12€, lo que supone el 65,45%. Una Junta que comenzó con Alfonso León, el abogado de Mauricio García de la Vega, que solicitó la impugnación de la reunión de accionistas del Real Murcia.

El presidente del club, Agustín Ramos, comenzó explicando los hitos de la última temporada, tanto a nivel deportivo como económico e institucional. Respecto al Concurso, asegura que están a poco más de 100.000 euros de alcanzar el auto de cumplimiento. Además, anunció la compra de créditos históricos por valor de más de 2 millones de euros, dinero que pasará de deuda a beneficio el próximo ejercicio.

Después del balance del presidente, el consejero Paco Miró explicó las cuentas. Y tras la densa explicación, tomaron la palabra Paco Cobacho y Francisco Tornel, para preguntar sobre las cuentas. El expresidente preguntó por un crédito que él hizo cuando los Gálvez mandaban y que no aparece en las cuentas. Un tema que generó debate y que continuó Higinio Pérez Mateos. El Consejo de Administración contestó que no hay registro documental de esa deuda y que cuando se entregue se incluirá sin ningún problema en las cuentas del club.

Tras las preguntas de Higinio Pérez Mateos, se explicaron una serie de créditos que tiene el Real Murcia: Santa Mónica, 2.333.000 euros, e Inversiones Alcaudón, 134.000, ambos de la familia Samper; 170.000 euros de Francisco Tornel; 528.000 euros de Fibranet; y Grupo Multimedia, 203.000 euros. Tras eso, se llegó a la votación de las cuentas, que salieron aprobadas: el 54,47% de los votos fue favorable, el 45,21% en contra, en blanco el 0,27% y abstenciones 0,05%.

El siguiente punto del orden del día era la aprobación de la propuesta de suscripción de préstamos convertibles para aportación de capital de Agustín Ramos y Felipe Moreno. Un punto que "con el devenir de los acontecimientos" el Consejo de Administración, al haberse roto el acuerdo entre Ramos y Moreno, el punto del orden del día decaía. A lo que varios accionistas contestaron que no estaban de acuerdo.

Higinio Pérez Mateos expuso que ese punto sí se tenía que votar porque estaba en el orden del día. Agustín Ramos tomó la palabra y dijo que no se puede votar ese punto porque no hay acuerdo y que dejaba el sillón para que cualquiera pusiera el dinero. Frase que fue ampliamente aplaudida.

También fue muy aplaudida la intervención del consejero Antonio Pedreño: "El acuerdo no se ha roto. Pero esto no es sencillo, lleva una negociación. La negociación está en marcha. Mañana es posible que nos veamos con Felipe Moreno y seguir nuestras conversaciones".

Después, Francisco Tornel explicó la petición del derecho de arrastre que le pidieron a Andrés López, abogado de Felipe Moreno, era para todos los accionistas, no solo para los presentes de la reunión. Lo que provocó otro momento de tensión, porque Agustín Ramos se enfrentó cara a cara a Francisco Tornel sobre la versión de la petición del derecho de arrastre. Y de ahí a una discusión tensa entre Ramos y Tornel.

La Junta se estancó en este momento. Discusiones, peleas y palabras más altas que otras. Pero la Junta no avanzaba. El Consejo defendía que no se podía votar y una parte de la junta que pedía que votase sí o sí. Alberto González Costea tomó la palabra para poner paz y lo consiguió.

El presidente, explicó más sobre la situación con Felipe Moreno: "No tengo ningún problema en sentarme a hablar con quien sea. Los problemas con Felipe han venido por los contratos. No hay nada roto, pero se ha echado encima la junta y él mismo ha dicho que había que posponer el acuerdo para después de la junta. Me comprometo a seguir dialogando para que Felipe venga aquí". Además, Agustín Ramos pidió disculpas por sus formas durante la junta. Y después de eso, esto:

Después del momento romántico, la Junta aceptó modificar el punto para autorizar la aprobación de préstamos convertibles a falta de que el Consejo de Administración detalle los términos de esos préstamos en un plazo hasta 31 de diciembre de 2022 y que luego se apruebe en la próxima Junta General.

El cuarto punto era la composición del Consejo de Administración, que finalmente se votó la ratificación del actual del Consejo de Administración.

Las claves de la Junta de Accionistas

La Junta de Accionistas del Real Murcia más explosiva de los últimos años. Ni George R.R. Martin en su obra literaria que llegó al gran público como 'Juego de Tronos' hubiese escrito un guion tan extravagante como el que está viviendo el Real Murcia. Acuerdo que vuela por los aires, reuniones clandestinas, derechos a futuro, amenazas de impugnación e intento de golpe de estado. Esto es el Real Murcia, siempre en su historia ha sido así y tantos años de tendencia no podían cambiar en 2022.

Este martes a las 18:00 en el Estadio Enrique Roca de Murcia o, si no hay quorum, el miércoles a la misma hora, se decidirá el futuro del Real Murcia. División de opiniones, también de bandos. De estrategias. Y con un tema principal de fondo. Decía Francisco Gómez de Quevedo lo siguiente: "Madre, yo al oro me humillo, él es mi amante y mi amado, pues de puro enamorado de continuo anda amarillo. Que pues doblón o sencillo hace todo cuanto quiero, poderoso caballero es don Dinero".

El miedo a la insignificancia accionarial ha provocado movimientos, como el que encabeza el expresidente Francisco Tornel. Y contando dinero, o acciones, están. Todos. Porque es lo que dará el poder. No solo en la Junta de Accionistas. Dará el poder a futuro. En la realidad del Real Murcia, en la que vivimos desde hace años, el poder es relativo a la espera de las distintas sentencias judiciales del conflicto con Mauricio García de la Vega. Pero sentarse a esperar no es una solución para un club deportivo. Hay que jugar los fines de semana, hay que pagar nóminas, hay que seguir adelante. Y, cuando lleguen esas sentencias, ya se verá.

Es la filosofía que ha dominado el Murcia y que, desde 2018, todos los Consejos de Administración han asumido. Se veía muy cerca el acuerdo, el fin de los problemas judiciales. Pero entre protagonistas y externos, ese acuerdo ha desaparecido. Una negociación. Es lo que necesita el Real Murcia. Una negociación. Para la entrada de Felipe Moreno o para la entrada del inversor que sea. Y las prisas no son buenas consejeras.

Este martes, o miércoles, toca decidir el futuro del club a corto plazo. Y, entre bandos, hay piezas clave, como la de Enrique Roca de Murcia, el empresario que da nombre al estadio y que, con sus más de 210.000 euros en acciones, volcará la balanza para un lado u otro. Ya están posicionados a favor del presidente el más de un millón de euros de Agustín Ramos y el K-Business, empresa que, por cierto, domina el empresario de Abarán, como explicó en rueda de prensa.

Del otro lado, los ya posicionados 481.000 de Francisco Tornel, 182.000 de Prevemur, 130.000 de Gesa y 87.000 de Higinio Pérez Mateos. Que están cerca pero no llegan a la cifra que controla el presidente. Están intentado sumar otros accionistas. También se está produciendo un intento de fraccionar el K-Business que, como sociedad de capital, no puede votar por partes. La incertidumbre, que no es buena para el Real Murcia, por suerte, se acabará en pocas horas.

El expresidente del Real Murcia, Txema Almela, ha asegurado en la tertulia futbolera de los martes de Radio Murcia Cadena SER que esta misma mañana se ha estado trabajando en un acuerdo entre las dos partes para trabajar juntos en el Real Murcia. Con Agustín Ramos y miembros de la otra parte también dentro del club.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad