Sociedad

Detenidos 16 integrantes de un grupo delictivo que traficaba con drogas en el Mar Menor

Se han desmantelado tres puntos de venta de drogas en Los Alcázares y San Pedro del Pinatar

Imagen de efectos intervenidos por la Guardia Civil en la operación / Guardia Civil

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Policía Local de Los Alcázares, ha desarrollado en varios municipios del Mar Menor la operación 'Herculio', una investigación que ha permitido desmantelar un nutrido grupo delictivo dedicado a traficar con drogas.

Durante la operación, enmarcada en las investigaciones destinadas a prevenir y perseguir el tráfico de drogas, los guardias civiles han detenido a 16 integrantes del grupo delictivo hasta el momento, ya que la operación continúa abierta, y se han incautado de distintos tipos de drogas, útiles empleados para la manipulación de las mismas, efectivo y armas prohibidas.

Especialistas en Policía Judicial de la Benemérita abrieron la operación el pasado año, cuando la Policía Local de Los Alcázares informó a los guardias civiles de la supuesta existencia de un activo punto de venta de drogas en el municipio, cuya actividad había generado alarma social en la población.

Los primeros pasos de la operación, realizados sobre el inmueble donde supuestamente se vendía droga, permitió a los investigadores de la Benemérita constatar la actividad delictiva dirigida a la venta de sustancias estupefacientes y que tras la autoría de la misma se encontraba presuntamente un grupo delictivo que había sido desmantelado unos meses antes y que había reorganizado un entramado delincuencial para su seguridad y custodia.

Los guardias civiles también comprobaron que la notable alarma social y preocupación originada en el municipio alcazareño por la actividad del punto de venta de drogas investigado se debía al elevado número de pequeños traficantes y, sobre todo, consumidores habituales que se aglomeraban en el interior y en las inmediaciones del inmueble, cuya ubicación, además, se encontraba muy próxima a varios centros educativos.

Fruto de la investigación, los guardias civiles comprobaron que el líder de la trama ahora desmantelada dirigía personalmente el punto de venta de drogas, llegando incluso a realizar transacciones de droga en presencia de sus hijos menores de edad.

Durante el desarrollo de la operación, los guardias civiles constataron que el objetivo principal, afincado en la localidad de Los Alcázares, mantenía reuniones con otro individuo conocido por sus numerosos antecedentes policiales contra la salud pública afincado en la localidad de San Pedro del Pinatar.

Poco después se comprobó que la principal línea de investigación se había fijado sobre un grupo delictivo principalmente dedicado al tráfico de drogas que abastecía de sustancias ilícitas a numerosas personas de la comarca del Mar Menor.

Para ello, se valían de un entramado de viviendas, cuya mayoría era utilizada para la distribución de sustancias estupefacientes, incluida la del líder de la trama. En la mayoría de los puntos de venta que dirigía el grupo delictivo ahora desmantelado tenía un notable volumen de visitas, no sólo para comprar, sino también para consumir en los inmuebles la droga adquirida.

Algunos de estos puntos de venta se encontraban en las inmediaciones de centros educativos y los guardias civiles comprobaron que coincidían menores alumnos de colegios e institutos con consumidores habituales.

Además de la actividad delictiva principal, el tráfico de drogas, también se detectó el incremento de la comisión de otros ilícitos penales contra las personas y el patrimonio, como agresiones para cometer robos con violencia y robos con fuerza en vehículos, entre otros, para hacerse con efectivo y otros objetos de valor que les permitiera adquirir droga.

Fruto de la investigación, que ha sido compleja por las medidas de seguridad adoptadas para evitar ser detectados, los guardias civiles pudieron dibujar el organigrama jerarquizado de todos los integrantes de la trama, cada uno con su rol bien definido. También se detectó ciertas desavenencias entre algunos de sus miembros, que llegaron a asociarse para robar a uno de sus jefes.

Tres fases de explotación de la operación Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, previa autorización judicial, la Guardia Civil ha llevado explotación de la operación en tres fases distintas desde mediados del pasado mes de enero, que han permitido desarticular el grupo delictivo que se dedicaba al tráfico de drogas.

Los guardias civiles han detenido a los 16 integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública --por tráfico de drogas--, sustracción de vehículos y resistencia grave a agentes de la autoridad, este último cometido durante las detenciones. Además, sobre algunos de los ahora detenidos pesaban varias reclamaciones judiciales pendientes.

En los tres registros efectuados, dos en Los Alcázares y uno en San Pedro del Pinatar, los investigadores de la Benemérita también se han incautado más de 4.000 dosis de cocaína y hachís, dos kilogramos de sustancia de corte, 6.000 euros efectivo, armas blancas y puños americanos, y numerosos objetos empleados para la manipulación y distribución de la droga, como básculas de precisión y envoltorios, entre otros.

Aunque el grupo delictivo se da por desarticulado, la Guardia Civil continúa con la investigación abierta y no se descarta la detención de más personas ni el esclarecimiento de más hechos delictivos.

Los detenidos, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de San Javier (Murcia).

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00