Ciencia y tecnología

¿Cómo se contagia la viruela del mono y cómo evitar su transmisión?

La Comunidad de Madrid ha confirmado 76 casos positivos, la más afectada de España

Viruela del mono

Sanidad alerta de varios casos sospechosos de viruela del mono en Madrid

Crece la alerta en todo el mundo por la viruela del mono que ya se ha detectado en más de una decena de países. Al inicio del mes de mayo, Reino Unido confirmaba la identificación de sus primeras personas contagiadas con el virus de origen endémico de África central y occidental que se transmite a los seres humanos a través de mamíferos como simios o roedores.

Más información

La Consejería de Sanidad ha alertado de 76 casos positivos de viruela del mono en Madrid, la comunidad más afectada en nuestro país. Más de cuatro decenas de casos sospechosos han sido confirmados y el Centro Nacional de Microbiología (CNM) está llevando a cabo pruebas genéticas para conocer el número exacto de contagiados. España se encuentra a la cabeza de casos positivos en Europa, seguido por Portugal y Reino Unido.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) indica que, "una parte significativa de los casos se han identificado entre hombres homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres, con algunos casos identificados a través de clínicas de salud sexual". Sin embargo, el programa de la ONU recuerda que "la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la evidencia disponible sugiere que quienes corren mayor riesgo son aquellos que han tenido contacto físico cercano con alguien con viruela del simio, y ese riesgo no se limita a los hombres que tienen sexo con hombres".

vacula viruela

La enfermedad fue detectada por primera vez en 1958 y su nombre hace referencia a la aparición de dos brotes de un virus similar a la viruela en colonias de monos mantenidos para labores de investigación. Un niño de tan solo nueve meses fue el primer caso confirmado en humanos en 1970 en Bokenda, en la República Democrática del Congo. La viruela del mono suele ser más leve que la viruela, erradicada en los años ochenta.

¿Cómo se contagia la viruela del mono?

El contagio de la viruela del mono se produce fundamentalmente cuando el ser humano entra en contacto con zonas selváticas con animales o carne contaminada con el virus. Sin embargo, este contagio a humanos es inusual y los casos de salto interespecie se autolimitan ya que la transmisión entre personas no es sencilla.

La transmisión entre seres humanos se produce mediante un vínculo estrecho con la persona contagiada, a través del contacto con líquidos, las mucosas, las lesiones que se producen como resultado de la enfermedad o su costra, excreciones o la saliva.

La tasa de letalidad por la viruela del mono es del 4% al 22% en África y afecta principalmente a los niños, tal y como explicaba The Conversation. La mortalidad es menor en los países desarrollados que cuentan con mejores condiciones de salud y servicios sanitarios.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

Los principales síntomas que caracterizan esta enfermedad suelen incluir fiebre (con temperaturas superiores a los 38ºC), dolor de cabeza, dolores musculares, inflamación de los ganglios linfáticos (linfadenopatías) y cansancio.

Unos días después de la aparición de la fiebre, se desarrolla un exantema, que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Suele producir una enfermedad autolimitada y la mayoría de las personas se recuperan en varias semanas. Sin embargo, en algunos casos puede producirse una enfermedad grave.

¿Cómo prevenir la transmisión de la viruela del mono?

En la actualidad no hay un tratamiento específico para combatir su transmisión. La vacuna de la viruela tiene una eficacia del 85% para prevenir la viruela del simio, pero como ya es una enfermedad erradicada, esta ya no se produce.

En los casos de la viruela del simio, el tratamiento se centra principalmente en paliar los síntomas, entre los que destacan la fiebre, aparición de erupciones cutáneas, dolor muscular, escalofríos y cansancio. Se ha demostrado que algunos fármacos antivíricos como tecovirimat, cidofovir o brincidofovir puede ser eficaces para curar la viruela del mono, pero no se han confirmado como tratamiento para la enfermedad.

Al ser una enfermedad con un bajo riesgo de contagio y con una trasmisión que solo se produce con un contacto muy estrecho, se puede prevenir su transmisión aplicando medidas de protección que reduzcan el contacto con las personas infectadas. Además, se considera que las personas que aún no han desarrollado algún síntoma no son infecciosas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad