Sociedad

Mochilas, bolsas de la compra, maletas... ¿A cuánto asciende la multa por llevar estos objetos en los asientos de atrás del coche?

La Dirección General de Tráfico (DGT) advierte del llamado 'efecto elefante' que puede provocar graves lesiones en caso de accidente

Bolsa de la compra en los asientos traseros del coche / ArtistGNDphotography

Los hábitos que los ciudadanos toman a la hora de conducir en muchas ocasiones no están permitidos por las leyes de tráfico. Utilizar el telefóno, conducir con auriculares o transportar bolsas de la compra en los asientos traseros del coche son algunas de ellas.

Más información

Precisamente esta última sea quizás la más desconocida por el grueso de la población. Es habitual que, en numerosas ocasiones, cualquier persona acuda al supermercado después de salir de su puesto de trabajo con el coche, para después guardar las bolsas en la parte trasera del coche. Otra escena común es transportar alguna maleta o mochila en estos asientos traseros cuando el maletero está lleno.

Estas prácticas comunes son ilegales, según establece la Dirección General de Tráfico (DGT), por medio del Reglamento General de Circulación en su artículo 14, que señala: "La carga transportada en un vehículo, así como los accesorio que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos de tal forma que no puedan: arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa; comprometer la estabilidad del vehículo; producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas; ocultar los dispositivos de alumbrado o de señalización luminosa, las placas o distintivos obligatorios y las advertencias manuales de sus conductores".

En otras palabras, los objetos que no estén bien sujetos no deben ir en los asientos traseros del coche. De lo contrario, podrían desplazarse de forma brusca ante frenazos o accidentes, poniendo en riesgo a todas las personas que viajen en el vehículo.

Por estos motivos, la ley contempla una multa de hasta 200 euros si un agente de la autoridad interpreta que los objetos que se transportan no están bien sujetos.

El llamado 'efecto elefante'

Esta norma está vigente por un principio que se conoce como 'efecto elefante', que, según indica la propia DGT, consiste en que "cualquier objeto que viaje suelto en un automóvil continúa su marcha hacia delante y multiplica, por efecto de la velocidad, la fuerza con la que golpearía a cualquier ocupante hasta por cuarenta veces su peso a tan solo 50 kilómetros por hora".

Por ello, la autoridad vial recomienda un uso apropiado del maletero, guardando allí de forma adecuada las bolsas de la compra, mochilas, maletas o cualquier otro accesorio, sin que los objetos que se colocan impidan la vista trasera.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad