Cine y TV

"Es un desgraciado diciendo eso": un comensal arruina su cita de 'First Dates' nada más empezar con un comentario desafortunado

Esther reconoce que el comentario le ha sentado bastante mal

Madrid

Desde que se estrenara en abril de 2016, First Dates nos ha demostrado que un simple comentario fuera de lugar puede llegar a arruinar una cita por completo. Durante estos últimos seis años hemos sido testigos de citas que han acabado antes de la cuenta por este mismo motivo. Desde la que protagonizaron María y Rubén, que se fue al traste después de que el joven le dijera a su cita que había acudido al programa en busca de una mujer con los pechos grandes, hasta la de Leo y Mónica, quien decidió no darle una segunda oportunidad a su pareja tras un comentario machista que le incomodó bastante.

Más información

La última cita que ha acabado mal por un simple comentario ha sido la protagonizada este jueves por Israel y Esther. El primero de ellos llegaba al restaurante dirigido por Carlos Sobera anunciando que era una persona con un sentido del humor muy peculiar. Sin embargo, a Esther no le ha hecho ni pizca de gracia. Después de que el presentador vasco conociera un poco mejor las preferencias de este animalista que anteriormente votaba a Pacma pero que ahora vota a Vox, este se acercaba hasta la puerta del restaurante para darle la bienvenida a Esther.

"Me ha sentado bastante mal"

Antes de conocer a la que sería su cita, Esther se presentaba frente a las cámaras de Cuatro asegurando que era una chica que ligaba bastante pero que, no siempre lo hacía de la persona adecuada: "En determinadas ocasiones no ligo con quien tengo que ligar". Después de presentarse frente a Israel, la oriunda de Barcelona le preguntaba a su pareja acerca de su edad. Tras explicarle que tenía 39 años, el animalista hacía lo propio y se interesaba por la edad de su compañera. Como viene siendo habitual para romper el hielo en este tipo de citas a ciegas la cartera le invitó a que adivinara su edad: "¿Cuántos me echas?".

Algo que tal vez nunca algo que debió haber dicho, ya que provocó el inicio del fin de esta breve relación. Después de que Israel pronosticara que tendría unos "cuarenta y algo años", esta le cortaba diciendo que "tenía treinta y algo". Tras explicarle que tenía 37 años, la joven reconocía tras bastidores que ese comentario no le había sentado nada bien: "Me ha sentado bastante mal". Pero la cosa no quedaba ahí. Dado que Israel se había pasado considerablemente, este le preguntaba a su pareja si fumaba.

"Me parece aburrido, no me hace ninguna gracia"

Después de que Esther le reconocía que fumaba "un poquito", su pareja le explicaba que fumar envejece y que tal vez esa fue la razón por la que parecía más mayor. A continuación, la realización del programa volvía a mostrarnos imágenes de Esther tras bastidores en las que se le podía ver visiblemente molesta: "Es un desgraciado diciendo eso. Porque él aparente 45 a mí no me tiene que echar 42". El inicio del fin de una cita que solo podía ir a peor. A pesar de que Israel se describía como un auténtico bromista al que le gustaba hacer reír al resto de personas, Esther reconocía que no le había pillado el punto: "Me parece aburrido, no me hace ninguna gracia".

Por esa misma razón, y como no podía ser de otra manera, ambos volvieron a casa igual de solteros que llegaron al restaurante de First Dates. A pesar de que Israel confesaba que le gustaría volver a quedar con Esther porque la cita se le había hecho muy corta, ella prefería no seguir conociendo a su pareja porque bajo su punto de vista era un flipado y no tenían nada en común.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad