Tenis

Kyrgios empaña su brillante Wimbledon con otra multa: sancionado con 4.000 dólares por abuso verbal

El australiano, durante la final de este Gran Slam, le dijo a una espectadora que "se había tomado 700 tragos", cuando en las gradas se encontraba la Familia Real británica

Nick Kyrgios, en la final de Wimbledon / Julian Finney

Nick Kyrgios fue la sorpresa en Wimbledon. El australiano arribó hasta la final de uno de los torneos más prestigiosos del mundo del tenis, pero volvió a ser protagonista por su habitual actitud.

Más información

Venció al número 4 del ranking de la ATP, Stefanos Tsitsipas, por 6-7/6-4/6-3/7-6 en un encuentro en el que los intentos de pelotazos estaban a la orden del día. La polémica entre ambos continuó en rueda de prensa, pero el australiano ya había adquirido el billete a octavos de final.

Tras ganar a Brandon Nakashima, Christian Garín y disputar la final después de la lesión de Rafa Nadal, jugó el partido definitivo contra Novak Djokovic, donde volvió a tener otro encontronazo con una espectadora, a la que llegó a decir que "se había tomado 700 tragos".

Lo que le ha supuesto una multa por "abuso verbal" de 4.000 dólares. Además, la Familia Real británica, encabezada por el Príncipe Guillermo, su mujer Kate Middleton y George, su hijo, se encontraban presentes en las gradas de la Pista Central.

Una de las tres multas que le tocará pagar

En primera ronda, durante el encuentro contra Paul Jubb, escupió a un espectador y la organización le impuso una sanción de 10.000 euros. Asimismo, el abuso verbal contra Stefanos Tsitsipas le valió otra multa de 4.000 euros.

A las dos ya mencionadas hay que añadir esta última. En total, tendrá que desembolsar más de 15.000 dólares. Un brillante torneo realizado por el australiano que s eve empañado, de nuevo, por su actitud.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad