La VentanaLa Ventana
Sociedad

¿Qué hay detrás de un escapara(r)te?

Un buen escaparate y un interiorismo cuidado pueden hacer crecer las ventas hasta un 50%

Un escaparate, en una foto de recurso. / ERIK WITSOE

Madrid

La medida de ahorro energético de apagar el alumbrado de los escaparates de los comercios a las diez de la noche suscita una pregunta: ¿Qué hay detrás de un escaparate? La respuesta es mucho trabajo y un proceso muy largo. Ana Asenjo lleva más de 20 años dedicando su vida al escaparatismo y colaborando con diversas marcas implantadas a nivel nacional y también para pequeños proyectos de clientes que tienen un solo comercio o varios.

Hay diferentes fases en el trabajo del escaparatista, en primer lugar se da forma a la idea y tiene lugar la fase creativa, donde se diseña el escaparate en un estudio. Ana asegura que "la medida de ahorro energético de apagar los escaparates a las diez de la noche tiene una consecuencia sobre este trabajo, sobre todo en la fase de diseño a la hora de pensar la iluminación". En segundo lugar, tiene lugar la producción del mismo y en tercer lugar su ejecución. El proceso es largo, por eso los escaparates comienzan a prepararse con muchos meses de antelación. En el caso de la moda, la cadencia es cuatrimestral, haciendo especial referencia en la campaña de Navidad, que empieza a dejarse ver en noviembre o incluso antes, pero depende mucho del sector y en el caso de la óptica o la farmacia suele ser mensual.

El escaparate más grande hoy en día son las redes sociales, pero el escaparate físico tiene un valor añadido, casi una función cultural, por eso perdura en el tiempo, tiene una función comercial de soporte económico y tiene una función social de recreo visual. "El escaparate es la principal herramienta publicitaria de un comercio", actúa como un reflejo. De hecho, según Ana, los escaparatistas tienden al "menos es más" y ahora la tendencia es el minimalismo, cuando un escaparate está demasiado recargado da una impresión de obsoleto, porque antes los comercios más pequeños o de barrio lo utilizaban para mostrar todo lo que se podía vender.

Los profesionales del sector aseguran que frenar la renovación en la imagen supone frenar las ventas del establecimiento, por eso, cuando uno estudia el diseño de un escaparate se estudia desde el color hasta el soporte porque esto puede influir mucho en la percepción que el viandante tiene del comercio o la empresa. Según Ana, es muy importante la labor del escaparatista para estar actualizado en todos y cada uno de los elementos que conforman el escaparate en su conjunto.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad