Cine y TV

"Es el peor negocio de la historia del cine": James Cameron revela la gesta que tiene que conseguir 'Avatar 2' para ser rentable

Los costes de producción de la película se han disparado

Madrid

Avatar es la película más taquillera de la historia. La cinta dirigida por James Cameron, que llegaba a las salas de cine en 2009, consiguió una recaudación mundial de 2.923.818.852 dólares para establecerse como la película con la mayor recaudación de la historia del cine. Desde entonces han sido muchas las historias que han tratado de desbancar a la protagonizada por los icónicos na'vi. De hecho, Los Vengadores: Endgame consiguió dicha proeza en 2019 para establecerse como la película más taquillera de la historia. Sin embargo, y con el objetivo de recuperar su trono, 20th Century Fox decidía traer la película de vuelta a los cines para volver al número 1.

Más información

Tras el éxito de Avatar, el director de cine decidió crear una saga compuesta de cuatro películas adicionales ambientadas en este universo ficticio. Cuatro años más tarde, Cameron comenzaba a trabajar en Avatar 2. Una película que le ha dado auténticos quebraderos de cabeza pero que finalmente llegará a las salas de cine el próximo mes de diciembre. Si la primera llamó la atención por sus espectaculares efectos especiales y su tecnología 3D, esta secuela va mucho más allá. Así lo ha dado a conocer el propio Cameron en declaraciones a GQ, donde ha hablado sobre lo costosa que ha sido la película y lo que necesitarán para amortizar lo invertido en la misma.

"Este es el límite para cubrir pérdidas"

El director de cine famoso por películas como Alien, Terminator o la propia Titanic ha asegurado que quiere volver a sorprender al público. Para ello han adquirido numerosas cámaras que pudieran grabar bajo el agua y desarrollado un sistema de captura de movimiento que pudiera recopilar tomas separadas desde arriba y debajo del agua para integrarlas posteriormente en una imagen virtual unificada. Una tecnología que ha necesitado apoyarse en una inteligencia artificial de lo más potente y una serie de algoritmos que han podido llevar a la realidad lo que Cameron tenía en la cabeza.

Una serie de detalles que están disparando los costes de producción. Así lo ha confirmado el propio James Cameron, quien ha asegurado que Avatar 2 está siendo "jodidamente cara" de hacer y que se ha convertido en el "peor negocio en la historia del cine". De hecho, el directo de cine estima que la película debería colarse entre las cuatro más taquilleras de la historia para que fuera rentable: "Tiene que ser el tercer o cuarto título más taquillero de la historia. Este es el umbral. Este es el límite para cubrir pérdidas".

Las cinco películas más taquilleras de la historia

Como te hemos explicado con anterioridad, Avatar es la película más taquillera de la historia con una recaudación mundial de 2.923.818.852 dólares. A continuación podemos encontrar otros títulos como Los Vengadores: Endgame (2.797.501.328 dólares), Titanic con 2.201.657.264, Star Wars: el despertar de la fuerza con 2.048.359.754 y Los Vengadores: Infinity War con 2.048.359.754 dólares. Por lo tanto, y según la previsión de James Cameron en esta entrevista, Avatar 2 debería obtener al menos 2.048 millones de dólares en taquilla para ser realmente rentable.

En caso de que lograra esta proeza, el director de cine canadiense colaría tres de sus películas entre las cinco mejores de la historia. Por lo tanto, Avatar 2 tiene muy complicado llegar a ser rentable. No obstante, y si hay alguien en quien se pueda confiar a la hora de montar un auténtico blockbuster, ese es James Cameron. ¿Conseguirá cumplir la proeza? Para saberlo tendremos que esperar hasta 2023, cuando recibiremos los primeros datos que determinarán si es un nuevo pelotazo de James Cameron o si es una película que va a condenar al resto de la saga.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad