Sociedad

El relato de una víctima de trata: "Me dijeron que iba a ser empleada del hogar y acabé prostituida"

De 39 años, vivía en Sao Paulo hasta que fue engañada y captada por una red que la trajo hasta Europa para explotarla sexualmente, entre palizas y amenazas constantes

El relato de una víctima de trata: "Me dijeron que iba a ser empleada del hogar y acabé prostituida"

El relato de una víctima de trata: "Me dijeron que iba a ser empleada del hogar y acabé prostituida"

02:35

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669577704142/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

"Mi nombre es Marcela. Soy brasileña y soy superviviente de la trata. Fui prostituida durante un año". Así empieza el relato de esta mujer que fue víctima de trata con fines de explotación sexual cuando tenía 22 años. Cuando estudiaba en la universidad y trabajaba como secretaria en Sao Paulo, hasta que finalmente perdió su trabajo, lo cual puso en peligro la continuidad de sus estudios.

Más información

Una amiga le habló de una mujer que ofertaba trabajos en Europa. Al principio Marcela no accedió, pero ante la falta de ingresos, acabó hablando con esta mujer, que le propuso viajar a algún país europeo para trabajar como empleada doméstica. Las buenas intenciones se transformaron en un engaño.

Este mes de noviembre conmemora el 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y la trata con fines de explotación sexual es otra expresión de la violencia que sufren las mujeres y niñas, que supone, además, una violación muy grave de los derechos humanos. Es un fenómeno complejo de analizar, por la falta de datos reales y completos. Naciones Unidas estima en 2,5 millones el número de víctimas de trata, pero por cada persona identificada, existen 20 más sin identificar.

Marcela accedió a irse a Europa. Sacó cuentas junto a su abuela y llegaron a la conclusión de que era la única forma de acabar sus estudios en la universidad. La mujer que le ofreció el trabajo se hizo cargo de todos los gastos: el pasaporte, viaje y alojamiento. Gastos que después se convertirían en deudas. Además, esta mujer, se introdujo en su entorno familiar: "Se hizo amiga de mis hermanas y sobrinas, entonces pensé que era una buena amiga y que me podía fiar". Esta es otra de las estrategias que utilizan las mafias para captar a sus víctimas.

Emprendió su viaje con otras ocho chicas y llegó a Portugal. Una vez allí estuvieron durante una semana de turismo por el país, otra forma de manipulación de las mafias para ganarse la confianza de las víctimas. "Un día nos encerraron a todas en una habitación y nos dijeron la verdad: que habíamos viajado hasta allí para prostituirnos", relata Marcela. Cuenta que en un primer momento se negó: "Fue cuando llegó mi primera bofetada y después me enseñaron fotos de mis sobrinas y me dijeron que si no cumplía con lo que me decían, que las iban a violar, que mi vida ya no me pertenecía, les pertenecía a ellos". "Vine con la maleta llena de sueños y cuando llegué vi que no tenía nada. Hasta yo misma me convencí de que mi vida no era mía", añade. "Para los proxenetas funciona así: tienes que ser guapa y permanecer callada y si no sabes hablar el idioma, mejor", lamenta Marcela.

Las palizas y el maltrato estaban a la orden del día entre las víctimas. Las amenazas incesantes sobre tu vida y la de los tuyos. La obligación de tomar drogas para satisfacer a los puteros. La manipulación. El hacerles pensar que no tienen opción, que no hay otra vida posible, que no hay alternativas. Vigiladas y atemorizadas las 24 horas del día. Que la mafia es lo único que les queda y que, por ende, deben estar agradecidas. Que su vida no es suya.

Una realidad con rostro de mujer

La trata es una realidad compleja, que muchas veces va ligada a crisis humanitarias, guerras o pobreza. Una realidad con rostro de mujer: el último informe de la Agencia de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito revela que de cada 10 víctimas de trata detectadas en todo el mundo, siete eran mujeres y niñas. Las mafias se aprovechan de la vulnerabilidad de las víctimas: "Se aprovecharon de que yo no tenía relación con mi familia y yo les quería demostrar que me podía ganar la vida sin ellos", agrega Marcela.

Cuando huyen de la persecución o de las guerras es cuando existe un mayor riesgo de acabar convirtiéndose en víctimas de trata. Por este motivo, en determinadas ocasiones, las víctimas de trata pueden convertirse en refugiadas, si no pueden regresar a su país en condiciones de seguridad, ya que existe el riesgo de acabar siendo recaptadas: "Pueden solicitar asilo si no pueden volver a su país de origen porque se han escapado de la red o han participado en algún proceso penal que ha dado lugar a la desarticulación de parte de la red", explica Eva Menéndez, especialista en temas de género de Acnur España.

No existe un único perfil de mujer que acaba captada por una red de explotación sexual. Según explica Mamen Romero, psicóloga especialista en género y trata de mujeres con fines de explotación sexual, cuando aumentan los conflictos en un país, se incrementa el número de chicas prostituidas de esa nacionalidad. "Las mafias responden a la vulnerabilidad de las mujeres: si hay algún país en el que son más vulnerables, en las calles aumentan las mujeres explotadas de esa nacionalidad, pero es una realidad cambiante", señala.

España, a la cabeza en el consumo de prostitución

España es el primer país de Europa en consumo de prostitución y el tercero del mundo. "Es país de tránsito de todas las mujeres que son distribuidas a otros países europeos, pero también somos país destino, porque somos uno de los países con el consumo de prostitución más elevado y este es el fin último de las mujeres que son víctimas de trata con fines de explotación sexual", explica Mamen Romero, por lo que este delito en España tiene una "dimensión considerable". De hecho, la ONU señala que nuestro país es uno de los principales de destino y tránsito de las redes de trata. El año pasado, Policía Nacional y la Guardia Civil liberaron a 1.056 víctimas.

El Ejecutivo ultima una ley integral contra la trata, cuya aprobación se ha retrasado en varias ocasiones en las últimas semanas, que persigue el objetivo de dar un enfoque integral a la lucha contra todo tipo de trata, con perspectiva de género. Implica a varios Ministerios: Igualdad, Interior y Justicia. Eva Menéndez argumentaba en este sentido que contar con una ley integral sería un "gran avance". "No hay ningún Ministerio que aborde de forma holística la trata de ser humanos. Tenemos un protocolo de derivación e identificación que es del 2011, por lo que una ley con un enfoque de derechos humanos, también de lucha contra el delito, pero poniendo a las personas que han sufrido esta violación de derechos humanos en el centro, que tenga en cuenta situaciones como las llegadas por mar, las fronteras de Ceuta o Melilla y que se incluyan cuestiones de protección internacional es un gran avance", añade la experta.

El papel de las asociaciones

Marcela ahora trabaja en APRAMP, la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida, que la ayudó a dejar atrás todo aquello. Había estado en Portugal, Sevilla y después los proxenetas la trajeron a Madrid. "Fue lo mejor que me pudo pasar". Cuenta que la mediadora que la ayudó fue hasta cuatro veces hasta donde estaba ella ejerciendo. Le hacía preguntas sobre su situación, pero Marcela lo negaba todo por miedo. Le dio un número de móvil pero tardó en llamar. "Yo no me consideraba una víctima", dice. Las mafias anulan la voluntad y la realidad de las mujeres hasta alcanzar ese punto, que ellas piensen que no hay otra salida. La mediadora insistió y le dijo que ella podía ser lo que ella quisiera y se propusiera. Y eso fue lo que le hizo creer en que había algo de esperanza. "Una frase que me salvó la vida". Marcela acabó llamando a ese número de móvil. Ahora, anima a las mujeres que se encuentran en esa situación a que denuncien: "Que no tengan miedo, hay mucha gente dispuesta a ayudarlas" mientras pide alternativas reales para ellas: “Un proceso de recuperación y opciones laborales".

Mariola Sarrió

Mariola Sarrió

(Ontinyent, 1995). Redactora en la web de la Cadena SER. Ganadora del Premio al Periodismo Social de...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00