La Hora ExtraLa Hora Extra
Ocio y cultura

Inteligencia artificial, palabra del año para la FundéuRAE

Ni ucraniano ni inflación. La Fundación del Español Urgente ha otorgado en 2022 el título de "palabra del año" a la expresión compleja "inteligencia artificial".

Un visitante en el Mobile World Congress de Barcelona pasa por un estand de inteligencia artificial. EFE/Archivo/Andreu Dalmau / Andreu Dalmau EFE

La Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), promovida por la Agencia EFE y la Real Academia Española, ha otorgado en 2022 el título de "palabra del año" a la expresión compleja "inteligencia artificial". Eran 12 las candidatas a palabra del año: apocalipsis, criptomoneda, diversidad, ecocidio, gasoducto, gigafactoría, gripalizar, inflación, inteligencia artificial, sexdopaje, topar y ucraniano. Una selección marcada por la guerra en Ucrania y sus consecuencias sociales y económicas, en la que los medios de comunicación hemos tenido mucho que ver, casi no hemos hablado de otra cosa.

Inteligencia artificial se incorporó al diccionario académico en 1992, definida como "disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico".

Según ha explicado FundéuRAE, los motivos de su elección han sido "su importante presencia en los medios de comunicación durante estos últimos doce meses, así como en el debate social, debido a los diversos avances desarrollados en este ámbito y las consecuencias éticas derivadas" como sería la posible sustitución de ciertos profesionales tras su aplicación en algunos ámbitos.

Mineros, vistos por la IA / El libro imposible

De estas consecuencias advertía la exposición 'Cerebros', que acaba de concluir en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona. "Los progresos científicos y tecnológicos acelerados en el campo de la robótica e inteligencia artificial abren debates éticos", advertía su directora, Judit Carrera. "Como que nuestro cerebro este conectado a las redes en pocos años. Será un momento clave de la evolución humana. Puede dividir a la humanidad en súper humanos, con acceso a estas prótesis, y los que no tienen acceso a esas capacidades avanzadas. Y el debate de los neuroderechos, por la necesidad de proteger la libertad de pensamiento o conciencia, si es que dentro de unos años podemos leer el pensamiento", añadía Carrera. Algo que es ciencia ficción, de momento, como en la recién estrenada 'Chaos Walking', en Netflix.

"El análisis de datos, la ciberseguridad, las finanzas o la lingüística son algunas de las áreas que se benefician de la inteligencia artificial, concepto que ha pasado de ser una tecnología reservada a los especialistas a acompañar a la ciudadanía en su vida cotidiana", añade la FundéuRAE. Desde el punto de vista lingüístico, ha seleccionado esta construcción como su palabra del año "por las dudas que ha generado su escritura". De hecho, señala su comunicado, uno de los desafíos que implica la inteligencia artificial es "enseñar a las máquinas cómo emplear adecuadamente el español y conservar la unidad del idioma que comparten más de 500 millones de personas".

"La expresión inteligencia artificial es una denominación común y, por lo tanto, lo adecuado es escribirla enteramente con minúsculas", ha explicado al respecto, antes de apuntar que también es habitual el empleo de la sigla IA, que sí se escribe con mayúscula, y que es preferible a la inglesa AI (correspondiente a artificial intelligence).

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad