Hora 14Hora 14
Ciencia y tecnología

Europa líder en hidrógeno verde: así se genera esta energía limpia

Este martes se ha aprobado la participación de España en los proyectos que Europa quiere poner en marcha para impulsar el hidrógeno verde: una nueva fuente de energía que puede cambiarlo todo y quizá no en demasiados años

Receta para la generación de hidrógeno verde

Receta para la generación de hidrógeno verde

01:15

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1673358931624/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

El CSIC será el encargado de liderar uno de los cuatro proyectos europeos. Una iniciativa que se va a dotar con cuatro millones de euros. Así que nos hemos querido en fijar en esta energía que vemos como clave en el futuro: ¿Cómo se genera?, ¿todo el hidrógeno es 'verde'?, ¿es segura?

Receta para la generación de hidrógeno

Agua y -por sorprendente que parezca- electricidad. Esos son los ingredientes necesarios para separar la molécula de hidrógeno (H₂) del agua a través de un proceso que se llama electrólisis. "El hidrógeno es el elemento más sencillo que existe. Es un protón, un electrón y poca más complejidad hay ahí. Y esto le dota de unas propiedades muy interesantes para la producción y almacenamiento de energía", explica el divulgador científico y director del programa 'Serendipias' en la Cadena SER, Ignacio Crespo.

"Ocurre algo muy interesante, y es que tras utilizar el hidrógeno no se producen subproductos, como pueden ser los gases de efecto invernadero típicos de los combustibles fósiles. En este caso lo que se libera es vapor de agua, el cual es totalmente inane y no hace ningún tipo de problema para el medio ambiente. No trae consecuencias negativas", explica Crespo.

¿Por qué 'verde'?

El hidrógeno hay que conseguirlo, hay que extraerlo del agua (H₂O). Extraer la H del oxígeno, y para eso hace falta electricidad. Y esa electricidad puede estar generada por energías verdes como la eólica o la solar, pero también por combustibles fósiles. Ahí está la clave: la diferencia entre hidrógeno verde de hidrógeno generado con energías contaminantes: "Se ha empezado a popularizar el concepto de hidrógeno verde, en el cual no solamente no se producen contaminantes al utilizar el hidrógeno, sino que tampoco se utilizan cuando se intenta obtener ese hidrógeno, porque la energía necesaria para separarlo del resto de elementos que se juntan, como puede ser el agua que es hidrógeno y oxígeno, es energía obtenida a través de fuentes verdes. Aquí llegaríamos al concepto de electrólisis, porque la mayor parte de hidrógeno que tenemos accesible está, como decimos, en agua, y para separar hidrógeno de oxígeno suministramos una corriente eléctrica. Y de esa manera nos quedamos con el hidrógeno, si es posible, como decimos, a través de fuentes, como puede ser la eólica o la solar, que son perfectamente verdes".

¿Y qué pasa con el agua que se consume? Que se recupera al utilizar el propio hidrógeno: "Efectivamente, este proceso consume agua. Sin embargo, si nos fijamos, el agua funciona en ciclo cerrado. Es decir, nosotros utilizamos agua para producir hidrógeno y luego, cuando más adelante utilizamos el hidrógeno para producir calor o electricidad, recuperamos de nuevo el agua que utilizamos", explica Javier Brito, responsable de la Asociación Española de Hidrógeno. Es decir, que el residuo del hidrógeno una vez utilizado para generar la energía es agua.

Brito subraya el papel que puede desempeñar nuestro país como exportador de hidrógeno verde. Entiende el responsable de la asociación que representa a las empresas que trabajan con esta energía, que España tiene un gran potencial en esta materia: "Nosotros podemos producir hidrógeno renovable en una cantidad y a un precio suficiente que nos permitirá no solo autoabastecernos, no solo cubrir nuestras necesidades de combustibles, sino también exportarlo al norte de Europa. Nuestro país va a ser un exportador de hidrógeno verde. Por primera vez nos vamos a convertir en vendedores de combustible, pero esta vez renovable".

¿Es seguro?

Ya existen coches, incluso autobuses propulsados con hidrógeno. Entre los peros está el hecho de que este gas va a presión en un depósito en el coche. Lo explica Justo Lobato, catedrático en Ingeniería Química de la Universidad de Castilla-La Mancha: "Tiene efectivamente el riesgo de que tienes como una bombona de butano -para que nuestros oyentes nos entiendan mejor- en la parte inferior del coche. Lógicamente, se han hecho pruebas, multitud de pruebas en las que se han sometido a diferentes accidentes y ha funcionado bien. Al ser un gas muy ligero no se te acumula y entonces es muy difícil de que tengas un soplo, una explosión con una onda expansiva de fuego".

Lobato habla de un riesgo similar a los muchos a los que cualquier persona está acostumbrada en su día a día: "Pues igual que tenemos coches hoy en día que entran desgraciadamente -muy pocos- en llamas cuando te dicen que es muy difícil que ocurra y desgraciadamente ocurren y se han producido incendios. El gas natural: no hay incendios, pero desgraciadamente en Madrid, creo recordar, el año pasado hubo un accidente muy grave en una revisión. Es algo que lógicamente tenemos. No te voy a decir que es seguro 100%, porque en esta vida no hay nada seguro 100%".

A la espera de que ese hidrógeno se convierta en una realidad, unos combustibles fósiles que hacen aún más empinada la cuesta de enero:

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad