Hora 25La contra
Opinión

Cosa Nostra

En muchos pueblos de Sicilia la visita hay que hacerla a los cementerios. No hablan los muertos, pero sí sus tumbas. El estado de las tumbas de los arrepentidos; el estado de las tumbas de los capos

La contra | Cosa Nostra

La contra | Cosa Nostra

02:08

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1673903824103/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Hay una frase muy ilustrativa del Juan José Millás reportero, que dice que al llegar a un lugar lo primero que hace es preguntar en la farmacia. Averiguar qué está comprando la gente en las farmacias es la mejor manera de conocer el sitio en el que se está. En muchos pueblos de Sicilia la visita hay que hacerla a los cementerios. No hablan los muertos, pero sí sus tumbas. Por ejemplo, Dani Verdú contó hace tres años que la tumba del arrepentido, por supuesto asesinado, que provocó detenciones en el clan de Messina Denaro, la habían destrozado. Y desde allí se podía ver el lustroso y reverenciado panteón de la familia del capo, de su padre mafioso (cuando decimos mafioso decimos asesino), de sus familiares enterrados.

Lo han detenido después de 30 años huido en un pueblo vecino. La corrupción de la mafia permite que el criminal más buscado de su país se esconda en su casa, y se le detenga haciendo cola en una clínica. Provenzano tampoco tuvo que huir a una isla del Pacífico. Es impresionante la corrosión moral de una sociedad cuando se le somete a la violencia más brutal y se le recompensa no ejerciéndola sobre ella. Messina Denaro prohibía extorsionar a los comerciantes del pueblo: con eso a veces basta. Eso y la tradición, las raíces, que las alabamos muchas veces olvidando que a menudo son simplemente raíces podridas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad