Ciencia y tecnología

"Esto da mucho miedo": el robot humanoide Atlas se pone el mono de trabajo y sorprende con sus habilidades en el sector de la construcción

Boston Dynamics muestra los avances de uno de sus proyectos estrella

Madrid

Durante estos últimos años le hemos visto bailando con gracia al ritmo del mítico Do You Love Me? de The Contours o incluso felicitando las navidades junto al resto de su familia en uno de los vídeos más virales del año. También le hemos visto corriendo por todo tipo de superficies e incluso haciendo parkour para demostrar que puede ser tanto o incluso más ágil que un simple mortal. Sin embargo, en todo este tiempo no le habíamos trabajando como hasta ahora. Estamos hablando sobre Atlas, el robot humanoide desarrollado por la empresa estadounidense Boston Dynamics que maravilla al mundo gracias a sus distintas habilidades.

Más información

En 2013, Boston Dynamics presentaba a Atlas. Un pequeño robot humanoide, capaz de emular al ser humano y andar como él, que destacaba tanto por su inestabilidad como por la facilidad que tenía para caerse. Tras estas primeras pruebas, el equipo de investigadores decidió devolver a Atlas al laboratorio, donde sería sometido a un duro entrenamiento hasta que se convirtiera en una máquina mucho más estable. En noviembre de 2017, Boston Dynamics demostraba los avances de su robot. Todo a través de un vídeo en el que la empresa estadounidense mostraba las nuevas habilidades del Atlas. Desde saltar y hacer volteretas hacia atrás hasta moverse entre plataformas de distintas alturas y dar giros de 180 grados. Desde entonces, la compañía ha seguido introduciendo mejoras en uno de los proyectos estrella con el objetivo de demostrar lo cerca que está del ser humano.

Atlas se pone el mono de trabajo

En el último vídeo compartido por la compañía en su cuenta de YouTube podemos ver a Atlas poniéndose el mono de trabajo para ayudar a compañero humano a sacar el trabajo adelante. Mientras que el obrero está tratando de montar un andamio, este se da cuenta de que le faltan la gran mayoría de herramientas con las que trabajar. Por esa misma razón le pide ayuda a Atlas, quien acude rápidamente a la llamada de su jefe.

Dado que este no puede llegar hasta el andamio en el que se encuentra, el robot humanoide recoge un tablón que se encuentra en las inmediaciones del andamio y lo convierte en un práctico puente. Una vez hecho esto, Atlas recoge las herramientas y procede a entregárselas a su compañero. Para hacer alarde de su estabilidad, el robot sube unas escaleras y llega hasta el andamio cruzando por el puente improvisado que había creado varios segundos antes.

Boston Dynamics muestra los avances de su robot

Una vez en el andamio, Atlas tira de las piruetas que ha ido aprendiendo desde 2017 para superar los distintos objetivos. Todo ello recordamos con la mochila de las herramientas en la mano, lo que podría restarle estabilidad al tener que transportar un peso al que no está acostumbrado. Después de saltar para superar uno de los pisos de la construcción, este decide tirarle la mochila a su compañero con un giro de 180 grados. A pesar de que es un poco brusco, Atlas consigue su objetivo de entregar las herramientas donde se les requieren.

Pero el vídeo no termina ahí. En cuanto entrega las herramientas, el robot humanoide vuelve a buscarse las castañas una vez más para salir del andamio. En esta ocasión tira de fuerza para tirar una caja que le permita un descenso mucho más fácil. A continuación salta sobre la misma con cierta facilidad y, cuando ve que el suelo está a unos pocos centímetros de distancia, decide dar una pirueta que ya le gustaría dar a prácticamente cualquier persona. De hecho, y dado la hazaña que acaba de conseguir, Atlas decide celebrar su proeza junto a su compañero humano.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad