Cine y TV

"Pasé un momento muy jodido": Revilla recuerda el 'simpa' que le hizo Pedro Sánchez en un restaurante el día que le invitó a comer

Sánchez se marchó del restaurante sin pagar y Revilla tuvo que pagar todo: "Me debe 98,50 euros"

Madrid

Miguel Ángel Revilla ha visitado este lunes El Hormiguero para promocionar su libro Toda una vida y, ya que estaban, para celebrar su 80 cumpleaños en compañía de Pablo Motos y el resto de personas que hace posible el programa. Durante la entrevista por su nuevo libro, el presentador le ha pedido a su invitado que compartiera junto a la audiencia una de las anécdotas más curiosas del mismo. Una historia que se narra en el capítulo El día que Pedro se olvidó de pagar, en la que el presidente de Cantabria recuerda cómo Pedro Sánchez acabó haciéndole un 'simpa' el día que le invitó a comer en Madrid.

Más información

Revilla ha comenzado esta historia recordando que fue una de las pocas personas que defendió a Pedro Sánchez a ultranza cuando "todo el mundo" le quería fuera del PSOE en detrimento de otros políticos. Por esa misma razón, y cuando Pedro Sánchez fue elegido como secretario general del partido, el ahora presidente del Gobierno quiso tener un detalle con él en agradecimiento a todo el apoyo mostrado. Y es que, tal y como asegura el cántabro, fue una pieza fundamental para su victoria: "Yo le hice mucho trabajo. El ganó esas elecciones porque yo hice mucho trabajo en las televisiones defendiendo a Pedro Sánchez".

El plan perfecto

A pesar de que Pedro Sánchez le ofreció una comida en su casa, Miguel Ángel Revilla le dijo que prefería comer en un restaurante porque no le gustaba ir a casas de terceras personas. Por esa misma razón, el secretario general de su partido decidió aprovechar una de las visitas del político cántabro a la capital para invitarle a comer en el Asador Donostiarra. Revilla recuerda que habían quedado a las 14 pero que, por un retraso en el avión, acabó personándose en el establecimiento a las 14:40 horas con el equipaje y todo. Cuando accedió al reservado de dicho restaurante, Revilla descubrió que Pedro Sánchez ya estaba con los entrantes: "Estaba comiendo unas tapas de chistorra y se había pedido un chuletón".

Tras una charla de lo más distendida en la que hablaron sobre numerosos temas, Pedro Sánchez le comentó a Miguel Ángel Revilla que se tenía que marchar. Con el objetivo de no llamar la atención entre los allí presentes, y que estos no comenzaran a hablar sobre lo que podría estar sucediendo en esa mesa, el secretario general del PSOE le dijo a eso de las 16:30 que saldría el primero y que luego podría hacerlo él. Un plan "con todo el buen criterio del mundo", tal y como ha asegurado el presidente de Cantabria durante la entrevista, que sin embargo nunca va a volver a ejecutar.

"Fueron 98,50 euros"

Todo ello porque, tal y como le ha explicado a Pablo Motos, acabó marchándose sin pagar la cuenta. Diez minutos después de que Pedro Sánchez abandonara el establecimiento, Miguel Ángel Revilla procedió a hacer lo mismo. Tras tomarse el café y un chupito, el cántabro cogía su maleta y procedía a salir tranquilamente del establecimiento. Cuando ya estaba a punto de abandonar el local, uno de los camareros se acercó hasta su posición con la factura de la comida: "Veo que viene con una cosa blanca en la mano y descubro que no había venido a decirme adiós, sino para darme la factura".

A pesar de que Pedro Sánchez había reservado la mesa, este se olvidó de pagar la comida. Por esa misma razón, y dado que Miguel Ángel Revilla era el único que quedaba en el asador, tuvo que pagar los 98,50 euros que costó toda la comida junto a Pedro Sánchez.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad