Ciencia y tecnología

El 'reloj del fin del mundo' se sitúa a tan solo 90 segundos del apocalipsis: nunca había estado tan cerca

La invasión rusa a Ucrania provoca un hecho sin precedentes

El reloj del fin del mundo se sitúa a 90 segundos de la medianoche. / Anna Moneymaker

El reloj del fin del mundo se sitúa a tan solo 90 segundos del apocalipsis. Así lo ha dado a conocer el comité de científicos atómicos de la Universidad de Chicago a través de una rueda de prensa celebrada este miércoles, en la que ha revelado las principales razones por las que las agujas del reloj se encuentran más cerca que nunca de la medianoche. Y es que, a pesar de que parezca evidente que hayamos llegado a esta situación por la invasión rusa a Ucrania, el comité de expertos asegura que no es la única razón por la que nos encontramos a tan solo 90 segundos del "fin del mundo".

Más información

Según recoge el comunicado de los expertos, la invasión rusa a Ucrania ha aumentado la probabilidad de una escalada nuclear que pueda acabar con el ser humano tal y como lo conocemos. Pero también la crisis climática y el colapso de las normas e instituciones globales necesarias para mitigar los riesgos asociados con el avance de las tecnologías y amenazas biológicas como la COVID-19: "Vivimos en una época de peligro sin precedentes, y el Reloj del Juicio Final refleja esa realidad. 90 segundos para la medianoche es lo más cerca que se ha ajustado el Reloj de la medianoche, y es una decisión que nuestros expertos no toman a la ligera".

Nunca había estado tan cerca del apocalipsis

En 1947, un grupo de científicos atómicos de la Universidad de Chicago publicaba por primera vez el boletín en el que queda reflejado, de manera simbólica, a cuántos minutos se encontraría el planeta Tierra de su final en caso de que su vida se midiera en un día de 24 horas. Desde entonces, este equipo de científicos, entre los que destacan 15 premios Nobel, adelantan o retrasan el reloj del tiempo en base a las amenazas o los síntomas de recuperación que muestre la sociedad.

Tal y como ha dado a conocer el comité, la invasión rusa a Ucrania ha erosionado las normas de conducta internacional, aumentando así el riesgo de una escalada del conflicto a nivel internacional. Por esa misma razón, los expertos piden a los distintos protagonistas de este conflicto que hagan todo lo posible para que la guerra no vaya a más: "El gobierno de Estados Unidos, sus aliados de la OTAN y Ucrania tienen una multitud de canales para el diálogo. Instamos a los líderes a explorarlos todos a su máxima capacidad para hacer retroceder el Reloj". Más aún después de que Rusia haya violado los protocolos internacionales al llevar la guerra a zonas nucleares, lo que a ojos de los investigadores representa "un riesgo" para la liberación generalizada de materiales radiactivos.

"Estamos al borde de un precipicio"

De esta manera, el comité asegura que la humanidad está al borde de un precipicio y que los líderes mundiales no están haciendo lo suficiente para revertir la situación: "La ciencia es clara, pero falta voluntad política. Esto debe cambiar en 2023 si queremos evitar una catástrofe. Nos enfrentamos a múltiples crisis existenciales. Los líderes necesitan una mentalidad de crisis". Bajo su punto de vista, Rusia y Estados Unidos deberían renovar el último tratado de armas nucleares que caduca en 2026 para evitar así una escalada nuclear que podría acabar con la humanidad como la conocemos. Por otro lado, también miran hacia la expansión armamentística de otros países como China, Corea del Norte e Irán. Por esa misma razón, para evitar una "tercera era nuclear", piden a todas las partes que se llegue a un acuerdo para evitar una escalada de este calibre.

Respecto a la crisis climática, el comité ha recordado que la invasión rusa a Ucrania ha socavado los esfuerzos globales para combatir el cambio climático. Todo ello principalmente porque los países que dependen del petróleo y el gas rusos han buscado diversificar sus suministros y proveedores, lo que ha llevado a una mayor inversión en gas natural exactamente cuando dicha inversión debería haberse reducido. De esta manera, las emisiones globales de dióxido de carbono por la quema de combustibles fósiles han continuado aumentando en 2022 hasta el punto de alcanzar otro récord. Todo esto, unido a futuras bio-amenazas y la desinformación a las que estamos expuestos a día de hoy, podrían acabar con nuestro mundo tal y conocemos si no tomamos acción.

David Justo

David Justo

(Astrabudua, 1991) Periodista especializado en tecnología y buscador de historias virales e inverosímiles...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00